15.1 C
Talavera de la Reina
domingo, abril 14, 2024
spot_img

El odio es cobarde – por Javi Rivas

Solo los cobardes y miserables se ocultan tras perfiles falsos para insultar, difamar y mentir en esa falacia que llaman redes sociales y que en muchos casos no son más que rediles para indeseables.
No sé cómo se inició todo este estercolero de mierdecillas con necesidad de bregar para ganarse el favor de algún politicastro de medio pelo. Pero el caso es que todo el debate y el discurso parece haberse reducido a un montón de cobardes ocultos que despotrican e insultan sin dar la cara, y otro montón de ingenuos que entran en debates con su nombre y su cara y que se ven lapidados por la furia de quien se cree impune por ocultar su identidad.
Lo peor es que muchos de esos donnadies han surgido y se mantienen al amparo de las instituciones que todos mantenemos con nuestros impuestos. Por desgracia ha pasado y pasa con todos, pero en la actualidad, en Talavera, ya resulta absolutamente insoportable.
Estos excrementos humanos no merecen ni una palabra más. Son lo que son y lo demuestran cada vez que vomitan algo en los rediles cibernéticos.
Hay un hecho más curioso y casi más peligroso. Son todos esos que, sin saber de nada, se erigen en expertos de todo… Que hablamos del AVE, en un minuto tenemos una legión de ingenieros diciendo lo que hay que hacer, cómo y cuándo; que arde un edificio en Valencia, no tardan en surgir peritos en lumbres que no dudan en señalar tal o cual edificio diciendo que está en la misma situación. No importa que lo diga solo porque se parece el color o porque se le ha ocurrido mientras cagaba, lo importante es generar alarma y tener un minuto de notoriedad.
Qué decir de los expertos siderales que tenemos en patrimonio, geopolítica o en botánica. En Talavera tenemos de todo y en abundancia. Y, además, no solo son expertos incuestionables, sino que también son infalibles. No se les puede llevar la contraria porque gozan de la verdad revelada. Algunos incluso en su delirio egocéntrico llegan a creer que se pueden presentar a unas elecciones y salir proclamados en loor de multitudes.
Sin olvidar los líderes incuestionables de la opinión pública y la publicada. Esos que se proclaman independientes dando lecciones a todo el mundo, exigiendo con contundencia inquebrantable que se haga lo que dicen porque hablan en nombre del orbe entero y su palabra es la ley. Esos mismos que luego aceptan un cargo de asesor por aquí, un puesto en alguna empresa pública por allá, o trabajos bien pagados por acullá. En fin, la misma mierda de siempre.


Hemos perdido la perspectiva y lo peor, hemos perdido los referentes. Ahora cualquier imbécil con acceso a un medio de difusión se cree dios.

Javi Rivas

OTRAS NOTICIAS

OFERTAS DE EMPLEO

spot_img
Ocio CoverTalavera

SABOREA TALAVERA

OTRAS HISTORIAS