Entrevistamos a: Tita García Élez, alcaldesa de Talavera de la Reina

0

Pocos meses han pasado desde que se cumpliera, el pasado mes de junio, el primer año de Agustina García Élez, Tita, al frente de nuestra ciudad como la primera Alcaldesa de Talavera de la Reina. Un primer año muy duro para ella y su equipo de Gobierno que, hasta el momento, siguen trabajando sin descanso y haciendo lo posible a pesar de las desavenencias de ese virus que ha acampado en este mundo para complicarnos a todos aún más las cosas.

Alcaldesa, poco más de medio año en el cargo y aparece este coronavirus para cambiar el ritmo normal de la vida diaria del mundo entero y, por consiguiente, de Talavera. ¿Cómo se abordan esas primeras acciones?

Con responsabilidad, el virus paró de golpe toda la actividad y Talavera es una ciudad muy viva, somos de disfrutar la calle, y de repente nos tenemos que quedar en casa. A los problemas que ya teníamos se les añade otra serie de problemas que, como Administración Local, que es la que primero responde ante el ciudadano, teníamos que estar y dar una respuesta.

Los daños colaterales de este virus nos están afectando como a cualquier otra ciudad del mundo, hemos estado todo el equipo, incluso personal del Ayuntamiento de todos los servicios, embolsando mascarillas y haciendo reparto de alimentos de una manera ordenada para poder ir atendiendo todas las peticiones que iban llegando. Hemos tenido una respuesta muy buena por parte del empresariado de Talavera, cuando puso todos los medios para que pudiésemos conseguir mascarillas, ¡porque no había!, y también de la propia sociedad civil, demostrando que entre todos y todas tiramos del carro. Es una ciudad muy solidaria y cuando llega una situación grave, como esta, nos unimos.

Agradecer eternamente la labor de todo nuestro personal sanitario, apenas han tenido tiempo para descansar, también quiero dar las gracias a Protección Civil, han estado para todas las labores de ayuda que se han llevado a cabo, y también agradecer la labor de la Policía Local y los Bomberos, de todos los servicios en general.

Se tienen que aparcar muchos grandes proyectos para la ciudad, porque se paraliza la actividad en general. ¿Cómo se vivía ese día a día en el Ayuntamiento?

Realmente no se ha parado, simplemente hemos puesto todos los esfuerzos en solucionar lo urgente, pero sin dejar a un lado lo importante Talavera necesita cambios estructurales, y necesitamos provocar soluciones distintas a problemas, no de ahora, si no de hace mucho tiempo. Y en eso estamos trabajando mientras cubrimos la parte de protección social, ayudas de emergencia, reparto de comida e, incluso, reparto de tarjetas para dispositivos electrónicos, facilitadas a familias para las clases online de sus hijos.

Mientras tanto, se ha estado trabajando en proyectos para la ciudad, bien es verdad que no luce tanto por la situación que ha provocado la Covid. Hay proyectos que, por fin, se han puesto sobre la mesa, por ejemplo, el desdoblamiento tan hablado, tan solicitado, tan dicho, tan reivindicado, pero no se había hecho nunca un estudio serio para saber de qué estamos hablando. Los estudios son necesarios, son la base fundamental para empezar a mover algo, entiendo que la ciudadanía se cansa cuando nos escucha hablar de “un nuevo estudio”, porque ese estudio debe estar sobre la mesa para poder empezar a hablar de algo, y ahora sí, ahora es cuando hay un estudio que se ha podido realizar gracias a una partida presupuestaria que nos ha pagado la Junta, no solo a nosotros sino también a Pepino y Cazalegas que se ven afectados por él.

Otro ejemplo es el Centro Regional de Innovación Tecnológico, que lo hemos conseguido con la colaboración del gobierno Regional, esto sería impensable hace años en Talavera. Ya tenemos dos multinacionales que están trabajando y dando trabajo a todas esas personas que estaban estudiando grados en Institutos e incluso en la propia UCLM de nuestra ciudad.

Seguimos trabajando en proyectos y, sobre todo, en cambios de nuestro modelo productivo de cara al futuro sostenible de nuestra ciudad.

La Covid no ha perdonado a ninguna de las áreas del Consistorio y en el caso del económico y fiscal ya venía especialmente tocado por el remanente de tesorería negativo o la sentencia de los Planes de Empleo. ¿Cómo ha sido la gestión en ese ámbito, qué medidas se han tenido que tomar?

Bueno, lo primero con lo que nos encontramos, la misma semana que llegamos al Consistorio, es que no hay dinero para la paga extra de los/las trabajadores/as, y además de su derecho a cobrarla, está nuestra obligación en pagarla. Hablando en plata, esa fue la primera en la frente.

A esto debemos añadir los 7,7 millones de euros en facturas pendientes, para lo que hemos tenido que pedir un préstamo de 3 millones de euros. ¿Por qué 3 millones?, porque el resto lo hemos ido quitando del control de gastos de la gestión que hemos ido haciendo. Al final, ese remanente que salió, viene a reflejar la situación real del Ayuntamiento después de haber estado leyendo y escuchando, durante años, que el Ayuntamiento de Talavera tenía remanente positivo…

Nos encontramos con 7,7 millones de euros en facturas pendientes y sin liquidez, además, la situación económica-financiera nos limita a poder financiarnos de manera externa. Si hoy hay cosas que no se pueden hacer porque estamos condicionados a pagar un préstamo, es mi responsabilidad explicar el porqué no lo puedo hacer. Y no lo puedo hacer porque tengo pendiente una sentencia de los Planes de Empleo, cuantificada en 12 millones, la cual se está negociando para que suponga la menor carga posible para el Ayuntamiento y, para ello, no nos va a quedar más remedio que irnos a otro préstamo añadido al que ya tenemos. A esto debemos añadir la caída de ingresos y de recaudación por la situación de crisis provocada por la Covid.

Pero no nos queda otro remedio, por nuestros/as ciudadanos/as que seguir haciendo, con menos, pero haciendo porque hay un equipo muy trabajador.

¿Ha necesitado pedir ayuda o colaboración a otras Administraciones? ¿Cómo ha sido la respuesta de éstas?

Yo siempre estoy pidiendo ayuda y su respuesta ha sido buena. Durante la pandemia hemos tenido ayuda tanto de la Junta de Comunidades como de Diputación, a la vez que de otros Ayuntamientos de nuestra zona, pues nos hemos tenido que prestar servicios. Cuando un alcalde de un municipio vecino te pide, por ejemplo, un camión para desinfectar, no andamos mirando de qué signo político es y, evidentemente, ese camión se ha prestado.

Con Diputación hemos firmado un convenio para desinfección en los colegios, lo que ha implicado la contratación de personal para atender esos trabajos. Por parte de la Junta hemos tenido colaboración absoluta, sobre todo, con aquellas concejalías que durante el Estado de Alarma han estado más presentes, como te decía, en materia de Educación, reparto de alimentos, reparto de material, etc.

La Consejería de Bienestar Social ha estado muy pendiente de nuestras residencias de mayores, la Consejería de Economía nos ponía al día enviándonos continuamente las diferentes líneas de ayudas y subvenciones para los diferentes sectores, con esos 80 millones a fondo perdido, manteniéndonos de puente para facilitar a autónomos/as y empresarios/as su tramitación. Desde alcaldía hemos estado llevando la documentación a quienes no podían salir de casa.

Hablando de todos esos trabajos sociosanitarios en la ciudad, tales como tareas de desinfección, reparto de mascarillas o reparto de comida a familias a quienes la situación vino sobrevenida, aunque nunca llueve a gusto de nadie, ¿qué es de agradecer y qué no?

Agradezco inmensamente la solidaridad. Ha habido ciudadanos y ciudadanas que me llamaban poniéndose a nuestra disposición para ayudar. Recuerdo uno de los primeros días que me llamaron del hospital para comentarme que los pacientes, al estar solos en la habitación, sin poder salir, no podían ni siquiera salir a por una botella de agua. Y dije, ¿no podemos conseguir agua? Inmediatamente nos pusimos en contacto con un empresario de la zona que nos facilitó, sin pedir nada, un camión de botellas de agua. Lo mismo pasó con otras empresas que facilitaron zapatillas y productos de higiene para los pacientes ingresados.

Por otro lado, la peor cara es la de la gente que no cumple con las restricciones, que no ha cumplido y que sigue sin cumplir, lo que demuestra una falta de consideración para con sus vecinos/as y con su propia familia. Negarse a llevar mascarilla conlleva a ponerte en peligro y, lo que es peor, poner en peligro a tus seres queridos.

Con la llegada del verano, el virus dio una tregua y comenzó el proceso de desescalada. Aunque nunca se han aparcado las medidas preventivas, ¿cómo fue la apuesta del Ayuntamiento para la reactivación de los diferentes sectores productivos?

Escuchándolos, hablando con ellos, adaptándonos unos y otros a ponernos cara a través de las diferentes plataformas online. Hemos tenido reuniones con sectores, incluso con plataformas empresariales, y hemos intentado ir buscando medidas para paliar la difícil situación, con un condicionante, que los Ayuntamientos teníamos vía libre, más allá de la ley presupuestaria, de destinar nuestros ahorros en ayudar a nuestros /as ciudadanos/as y nosotros no podíamos porque no teníamos esos ahorros. Es más, estábamos en números negativos. Nos hubiera gustado hacer mucho más de lo que hemos podido hacer pero debíamos ser realistas y así lo hemos comunicado. Por eso tuvimos que crear, a un ritmo frenético, partidas presupuestarias nuevas, para poder frenar en la medida que nos fuera posible el daño que la pandemia estaba haciendo en nuestra ciudad.

Ahora más que nunca, cada uno de nosotros, somos responsables de mover nuestra economía consumiendo aquí, como decía nuestra campaña #YoMeQuedoEnTalavera, consumiendo en nuestros locales y consumiendo nuestros productos. Nuestros comercios son comercios de calidad con productos de proximidad. Y ojalá esto no lo dejemos de hacer porque lo que puso de manifiesto esta pandemia es que el comercio de barrio es muy necesario. Esto ¡no se nos puede olvidar!

Sin embargo, ya a finales del mes de agosto y sucesivos, los rebrotes empiezan a darse en todo el país y Talavera tampoco se escapa, llegando a estar con unos niveles preocupantes. Sabemos que el Hospital General Nuestra Señora del Prado cubre una comarca de 78 municipios, incluso de otras provincias. ¿Cómo se viven todas las informaciones que trascienden? ¿Cuál ha sido y es la realidad?

Pues me ha molestado mucho la información que se ha dado, en primer lugar como ciudadana de Talavera, y en segundo lugar como alcaldesa de nuestra ciudad.

Nos metieron en una guerra política con la Comunidad de Madrid y el gobierno Nacional, por las diferencias políticas. Y esto no es así, desde el primer momento este Ayuntamiento se ha puesto a disposición de la autoridad Sanitaria, que es la autoridad competente y quien nos dice lo que tenemos que hacer.

Por proximidad a la Comunidad de Madrid, ha habido medios nacionales que nos han puesto en un lugar que nada tenía que ver con la realidad, el factor del dato es importantísimo, pero hay otra serie de factores que se les olvidaba comentar como eran la situación demográfica y la movilidad. No es lo mismo, los casos que se han dado en Talavera que los que se han dado en algunos municipios de Madrid donde dos paradas de metro suponen toda la ciudad de Talavera, por tanto, había una gran diferencia entre la tasa de incidencia y el número de casos.

Este Ayuntamiento, gracias a la buena comunicación y colaboración que existe con el Hospital General Nuestra Señora del Prado, ha puesto el recinto Talavera Ferial a disposición Talavera y su Comarca para realizar los test y sus resultados se han comunicados diariamente, si dejamos de hacer esos test durante una semana esos datos caen, ¿no? Pero eso es hacernos trampas al solitario y no estamos por la labor, queremos detectar cuánta gente tenemos asintomática, cuánta gente afectada, queremos datos reales y así lo vamos a comunicar.

Actualmente el Gobierno nacional decreta un nuevo Estado de Alarma, no el confinamiento del mes de marzo, pero sí una nueva medida que afecta a todo el país. ¿Va a ser más positivo gestionar con medidas comunes?

Cuando todo se hace de manera común y de forma homogénea, ayuda. Y más en zonas como la nuestra que tenemos gente que a diario va y viene a Madrid por trabajo, más de dos mil personas, esto implica que la movilidad con Madrid es muy importante. También con Extremadura y con Castilla y León, estamos en una zona de paso.

Yo espero que este tipo de medidas, que son duras y difíciles de llevar por las limitaciones que conllevan, sean efectivas para bajar el número de contagios y que podamos, más pronto que tarde, volver a un escenario anterior donde las medidas no eran tan restrictivas, aunque debamos seguir cumpliéndolas porque si no nos vemos abocados a un nuevo rebrote, o a situaciones más complicadas de las que estamos viviendo.

Son varios los sectores que están manifestándose en la ciudad por la afectación que están sufriendo por las medidas, que sabemos que vienen prescritas por la comunidad autónoma; pero, el Ayuntamiento está siguiendo trabajando y tomando medidas para que esos sectores se reactiven.

Sí, como ya he comentado antes me gustaría ayudar más de lo que podemos, y desde la desescalada nos hemos reunido con muchos de esos sectores para saber qué necesitaban y cómo podíamos ayudarles. Hemos hecho campañas publicitarias para incitar al consumo, estamos elaborando bonos para ayudar a consumir y comprar en nuestros comercios, hemos cedido más suelo para que los/ as hosteleros/as pudieran ampliar sus terrazas, fuimos el primer Ayuntamiento en poner la Tasa Cero en las terrazas porque sabíamos que necesitaban nuestro apoyo. Incluso hemos cedido y habilitado espacios para terrazas donde antes no podían ponerse, algo que conllevaba una desigualdad importante.

La realidad es que se avecinan unos meses duros para las fechas en las que gustamos de disfrutar de la familia, ¿cómo los afronta?

Hay que tratar de entender que tenemos que hacer un esfuerzo añadido para evitar que la situación empeore. En mi familia solíamos comer juntos todos los sábados y llevamos desde marzo sin hacerlo, y estoy deseando sentarme alrededor de una mesa con mis hermanos, con mis sobrinos, con mi madre. O simplemente dejar de ir a ver a mi madre con mascarilla sin poder darle un beso, pero es lo que de momento podemos hacer porque es la única medicina, la única vacuna, para frenar los contagios.

No hemos tenido el arrojo de cerrar el cementerio porque sabemos el maltrago que ha supuesto para muchas familias no haber podido despedirse de sus seres queridos, el Día de Todos los Santos es una fecha muy señalada y negar la visita al cementerio es muy complicado. Por eso hemos puesto un aforo y hemos establecido unas medidas de seguridad.

Se acerca la Navidad y es muy duro pensar que no podamos celebrarla como años anteriores, pero es un esfuerzo que debemos hacer y que sé que lo vamos a hacer, como también sé que volveremos a disfrutarla como disfrutaremos del verano, de nuestras Mondas y nuestras Ferias.

Su objetivo es hacer de Talavera una ciudad sostenible en todos los sentidos, ¿cómo ve el futuro de nuestra ciudad cuando se erradique esta pandemia?

Pues durante estos meses hemos llevado a cabo más acciones sociales, cuidado de la salud, consumo de proximidad, hemos aportado herramientas de innovación a las familias, hemos buscado alianzas con pueblos vecinos, incluso de otras provincias y comunidades. Debemos aprovechar todo lo que esta pandemia nos ha enseñado, al igual que deberemos aprovechar bien esos fondos que desde Europa nos van a conceder para reactivar la economía y para trabajar en la movilidad de la ciudad, y junto con todas esas otras de acciones, conseguir esa ciudad que queremos, una ciudad más sostenible.

Por último, pida un deseo

(Sin pensarlo ni un segundo) Que se erradique este virus, el resto de problemas trabajaremos para irlos solventado, pero necesitamos que esta pandemia termine.

Por SDR.

Dejar respuesta