17.2 C
Talavera de la Reina
sábado, junio 15, 2024
spot_img

«Agua o leche: Las puches, nuestras puches» – Por Jesús Morales

«Agua o leche: Las puches, nuestras puches» – Por Jesús Morales.

Si hay un postre de nuestra tierra castellana  me refiero a Talavera y comarca,  que al consultar en los recetarios de gastronomía popular  impresos o digitales, incluso bautizado “toledano” en alguno  de tales  recetarios, son los puches o las puches populares  y tradicionales: se trata de una emulsión gelatinosa que  es una muestra de cocina humilde  pero sobresaliente de nuestra tierra como digo; la base está en las milenarias gachas-agua y harina- transformadas en postre dulce aunque  ligero y dentro de su carácter recio los calificaría como sutiles:  gachas dulces con aroma a anís  –hay quien gusta poner un chorrito del licor del mismo nombre y hay quien prefiere añadir  una infusión de semillas de anís.  Liviano siempre que se respete la fórmula de  siglos, los cambios que proponen en la receta  tradicional algunos cocineros  y amantes de los fogones  han variado los puches  y es un cambio que pudiera parecer pequeño pero yo considero importante, casi  insignificante, una mínima  variación pero con resultados devastadores a mi entender: sustituir agua por leche, aunque parezca de poca importancia  hace que  se forme una crema que tiene mucho más que ver con las papillas infantiles que con nuestro postre.  Puede que alguien considere que la leche añade riqueza a la receta, no es así ocurre que originalmente  las puches no  requieren leche y es por algo;  hay que tener en cuenta que las puches son un plato de los llamados “de subsistencia” o lo que es lo mismo  carentes de cualquier elemento culinario  considerado “caro”  como  ha sido la leche mucho tiempo.  La facilidad con la que hoy se encuentra  leche de vaca es un rasgo moderno de los años cincuenta o sesenta del siglo pasado, Al añadir  este líquido a las puches se desvirtúa su naturaleza y el prodigio de  cocina sencilla aunque magnífica se transforma en una especie de papilla infantil  vulgar  y un poco sinsentido como  escribí. 

Todo esto sin más ánimo que exponer una idea personal, naturalmente cada uno tiene la opción de cocinar el postre  como guste y prefiera faltaría más.

Las Puches tienen su calendario, cerca de todos los santos aunque como gustan  a mucha gente  esa fecha se ha extendido a todo el año. No parece que sea casual época tan significativa.  Existen en la comarca algunas leyendas sobre las puches y las ánimas de los difuntos tan curiosas como divertidas  de antes de la introducción con calzador en nuestra sociedad de ese engendro intruso al que llaman Jalogüin o como sea.

De lo que no hay duda es de nuestra poca personalidad y defensa de las prácticas de siempre.

Por Jesús Morales.

OTRAS NOTICIAS

OFERTAS DE EMPLEO

spot_img
Ocio CoverTalavera

SABOREA TALAVERA

OTRAS HISTORIAS