8 C
Talavera de la Reina
jueves, febrero 29, 2024
spot_img

¡Tour guiado por la desidia!: vecinos y comerciantes descubren las «Maravillas» de las calles Mesones y Cererías de Talavera

Pintadas a lo largo de toda la calle Cerería

En centro histórico de cualquier ciudad que se precie debe ser la mejor tarjeta de presentación de todas las bondades y belleza que pueden encontrase a lo largo de sus calles. Toledo, Salamanca, Madrid, Cáceres y otras muchas más son conscientes de como el buen estado de sus vías por las zonas céntricas, que suelen albergan el grueso de su patrimonio histórico, artístico y cultural, significan su mejor tarjeta de presentación para los turistas y visitantes y motivo de orgullo para sus ciudadanos.

Sin embargo, encontramos en Talavera una zona especialmente castigada por la suciedad y la falta de cuidado urbano, tanto por viandantes como por el propio Ayuntamiento y que, por su ubicación y por su anterior altísima actividad comercial, ha visto como el deterioro de su aspecto y la limpieza de sus calles ha ido decreciendo hasta llegar a la penosa situación que hoy presentan sus vías de acceso: son las calles Mesones y Cererías así como las distintas calles que las cruzan y unen.

Calles que suponían una gran parte de la actividad comercial de la zona del Casco antiguo de la ciudad, hoy son lugares especial y notablemente sucios, descuidados y, en muchos casos, de total abandono. En este reportaje haremos un recorrido por estas dos calles históricas de Talavera, prestando atención a su imagen, la falta de limpieza, vigilancia y cuidado. Todo ello repercute directamente, como nos han comentado los comerciantes que aún aguantan en sus negocios, en su actividad comercial ya mermada por la falta de incentivos o proyecto de dinamización del comercio que, de verdad, sean efectivos.

Tapia del solar de la antigua fábrica y tienda de sombreros de Cándido Martín en la calle Mesones

En la calle Mesones, comercios como Resty, Berlín industrial, Pastelería Rodríguez, Lámparas San Francisco, Electrodomésticos Márquez o la mítica Sombrerería de Cándido Martín hace mucho echaron el cierre, dejando al resto de los comerciantes de la calle al cargo de mantener la actividad comercial de la misma. Lo que antes era una calle bulliciosa, de transito entre la calle Alfares y la Plaza del Reloj, ahora se ha convertido en un «auténtico museo» de las pintadas y grafitis que aparecen a cada paso y en cada centímetro de fachada o local que existe. Este aspecto generalizado a lo largo de toda la vía, condiciona, y mucho, la actividad comercial de la calle. Ya no sólo por el aspecto de abandono sino que inconscientemente puede generar pensamientos de inseguridad a determinadas horas del día.

Tanto vecinos como comerciantes hacen hincapié en la imperante necesidad de abordar esta cuestión que lastra la actividad de sus negocios.

Como nos hace saber un comerciante de la calle, afirma que “la calle Mesones esta todavía incluso peor que la calle Cerería. La falta de inversión y arreglos por parte del Ayuntamiento hace que presente un aspecto de estar como más vieja; en la calle Cerería lo que sucede es que los locales están cerrados pero la vía de acceso no está mal». Lo que sorprende a los comerciantes como el Consistorio no toma cartas en el asunto para darle solución. «Desde el Ayuntamiento no hacen nada», comenta el comerciante y señala sorprendido como «por aquí pasan muchos turistas que van de visita turística a la Iglesia de Santiago el Nuevo y el Ayuntamiento no hacen nada para adecuar el aspecto general de la calle«. La conclusión siempre apunta al Ayuntamiento: «El Ayuntamiento pasa de todo. Si obligara a los propietarios y locales a la limpieza como sucede en Toledo, donde el casco antiguo se respeta, el aspecto sería distinto. Deberían estar más pendientes o que pongan cámaras», ya no solo para imponer sanciones sino también para disuadir este tipo de actos vandálicos.

Esquina de calle Mesones con calle Marqués de Mirasol (el antiguo «El sotanillo»)

Otra vecina describe cómo es la situación al comienzo de la calle, entrando por la Plaza del Reloj: «desde donde estaba la tienda de Berlín Industrial hasta la confluencia con la calle del Baño, ya no es que haya pintadas, es la cantidad de excrementos de perros que hay sin recoger, también por falta de conciencia de sus dueños». Esta palpable situación de abandono y de actitudes incívicas promueven que, dado el estado que presentan, incluso haya personas que, con asiduidad, dispongan de esquinas o rincones para miccionar con los problemas de insalubridad que genera.

Los comerciantes de la zona expresan su descontento con el abandono percibido por parte del ayuntamiento manifestando que «particularmente, en todos estos años nunca me han preguntado sobre la situación o que necesitábamos sobre esta cuestión», señalando que «la situación va en declive y que las tiendas locales están en riesgo de desaparecer«. Demandan más atención a las necesidades del pequeño comercio y medidas concretas para abordar estos problemas a los que se enfrentan porque «estas calles están penosas y, sin embargo, todos podemos ver como otras calles están mucho más limpias y obtienen una mayor implicación por parte del Consistorio«, reclama otro comerciante.

La Plaza de Puerta de Zamora con sus habituales pinturas callejeras

Un vecino de toda la vida de la calle expresa su frustración y pide acciones concretas por parte del ayuntamiento para abordar estos problemas. «Es una evidente la falta de atención del Gobierno municipal«, señalando que «la situación ha empeorado con el paso de los años». También critica la falta de acciones para mantener la limpieza y destaca que «la suciedad afecta la imagen de la ciudad, especialmente considerando la afluencia de turistas». Además, insta al ayuntamiento a «tomar medidas similares a las implementadas en Toledo, donde se exige a los propietarios y comerciantes la limpieza de sus fachadas».

En este sentido, el Presidente de la Asociación de Vecinos Puerta de Zamora, Javier Benayas, desde que lidera la asociación, siempre ha manifestado y solicitado el mismo trato entre barriadas de Talavera. «Todo el que me conoce y cada vez que he tenido oportunidad, he solicitado que, nosotros como Casco Antiguo, no se nos da trato como Casco Antiguo«, afirma «primero como presidente pero, por supuesto, también como vecino, reivindico que se apueste por nuestro barrio, con el mismo trato para dar la misma imagen«. El presidente aboga por establecer una normativa sobre este tipo de problemas, que se hagan cumplir y se implemente mayor vigilancia.

Por su parte, la calle Cerería, paralela a la mencionada calle Mesones, no presenta un mejor aspecto. Locales vacíos y con una notable ausencia de limpieza y mantenimiento dan un aspecto de abandono. Es tal la falta de limpieza y la acumulación de suciedad que son los mismos comerciantes quienes se ocupan de adecentar el espacio de su fachada y acera. Los problemas en esta vía son iguales a los de la calle Mesones. «Es aspecto de abandono también ayuda a que se vea sucio y la gente que pasa tampoco ayuda», comenta una comerciante», «debería exigirse la responsabilidad tanto al propietario de los locales o viviendas que están en mal estado y/o con pintadas».

Edificio en la calle Cererías repleto de pintadas urbanas

Entre las propuestas sugeridas se encuentran iniciativas para pintar y limpiar las calles, aumentar la vigilancia, y establecer normativas que regulen el mantenimiento de los locales y la limpieza de las áreas públicas. Se destaca la importancia de la colaboración entre la comunidad y las autoridades locales para mantener un entorno limpio y seguro.

Una vecina se lamenta sobre «con lo bonita que es Talavera y lo sucia que está, llegando a encontrarme ratas por las calles, no sólo aquí sino en otras calles de la ciudad» y así se cuestiona en voz alta, «¿qué limpieza están haciendo desde el Ayuntamiento? Sí, los llamas y al poco tiempo, vienen con la máquina y lo limpian pero eso no es; deberían venir con más asiduidad».

Fachada de los abandonados Multicines Calderón

Todos lamentan la dejación por parte del Ayuntamiento en estas cuestiones y recalcan que están al tanto, pues son muchos quienes han contactado con los servicios municipales. «Yo me he quejado pero no sirve para nada», explica y señala un punto de la calle «donde hay un garaje que, durante los fines de semana, se ha convertido literalmente en un meadero de personas«. Esta situación de falta de higiene se agravan con la llegada del verano y el calor, lo que provoca problemas de fuertes y desagradables olores que, en algunos casos, puesto que las ventanas están abiertas, se introduce en las viviendas cercanas.

En resumen, la comunidad de vecinos y comerciantes de estas dos calles históricas y céntricas de Talavera, como son Mesones y Cerería, espera acciones concretas por parte del ayuntamiento para abordar la suciedad y las pintadas, con el objetivo de mejorar la calidad de vida y preservar la imagen de la ciudad.

A continuación, una galería fotográfica del aspecto que presentan las calles Cererías y Mesones y calles aledañas

OTRAS NOTICIAS

OFERTAS DE EMPLEO

spot_img
spot_img
Mencía Podología
spot_img

SABOREA TALAVERA

OTRAS HISTORIAS