“La inconcebible ausencia del Rey” – Susana Hernández Del Mazo

0

No sólo la crisis del COVID está haciendo que vivamos momentos insólitos. También los denodados intentos del Gobierno de coalición del PSOE y Podemos de vender la democracia de nuestro país a trozos, está abocando a una seria destrucción de la estabilidad social. Con el único objetivo de seguir unas horas más en el poder.

Ahora le toca al Jefe del Estado. Se le prohíbe asistir a la entrega de despachos a los nuevos jueces en Barcelona. No existe precedente en nuestra historia a un hecho como éste. Y es que si consideramos que hay que hacerle ojitos al nacionalismo para que apoyen los presupuestos generales y reírle las “gracietas” al socio de filas antimonárquico de Iglesias, Sánchez no tiene mucho margen por dónde salir.

Lo de menos parece ser el Estado de Derecho, la separación de Poderes y el respeto a nuestras Instituciones. Parece mentira que haya formaciones políticas tan cándidas que sigan creyendo que esto se hace únicamente por España.

Dejar respuesta