El Ayuntamiento aprueba la modificación de usos de Torrehierro

1

EL AYUNTAMIENTO APRUEBA LA MODIFICACIÓN DE USOS DE TORREHIERRO


Torrehierro
La medida busca facilitar la instalación de negocios comerciales y no solo industriales.

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Talavera ha aprobado la modificación del uso del suelo de la primera fase del polígono industrial de Torrehierro, de tal forma que esta zona pueda utilizarse también para actividades comerciales, hoteleras, deportivas o culturales.

El viceportavoz del Ejecutivo talaverano, Santiago Serrano, ha explicado que con esta medida se trata de dar respuesta a una demanda “histórica” de los empresarios afincados en el parque industrial.

Serrano también ha apuntado que este cambio en los usos del suelo industrial supondrá que la primera fase de Torrehierro adquiera la misma condición de la segunda, cuyo desarrollo sí refleja desde el principio la utilización comercial de los terrenos.

“Esto va a permitir dinamizar el polígono y servirá de complemento a la actividad empresarial que hay ahora”, ha indicado el viceportavoz, quien ha concretado que la medida “conseguirá dar vida a la zona”.

Ha explicado que, tras el acuerdo en la Junta de Gobierno Local, la modificación ha de pasar un proceso de exposición pública, ser objeto de una evaluación ambiental, de un informe de la Consejería de Cultura y otro de la Comisión Regional de Ordenación del Territorio.

Una vez cumplimentados estos trámites, cuya duración no ha podido precisar, el cambio quedará ratificado con su aprobación en el Pleno del Consistorio talaverano.

Por otra parte, Santiago Serrano también ha informado de que el Organismo Autónomo Local ‘Iniciativa para la Promoción Económica de Talavera’ (OAL-Ipeta) ha iniciado ya contactos para habilitar en Torrehierro un vivero empresarial.

Serrano ha subrayado que este proyecto contempla el uso de entre 10 y 20 naves industriales que ahora no tienen actividad y que son propiedad de diferentes entidades bancarias, con las cuales, según ha apuntado, Ipeta ya ha iniciado conversaciones.

Ha dicho que este vivero empresarial estará destinado a emprendedores que quieran desarrollar su actividad en Talavera, y cuyo negocio se base en las nuevas tecnologías o en el cuidado del medio ambiente.

Del mismo modo, ha adelantado que los beneficiarios de esta iniciativa pagarán “alquileres bajos” los cinco primeros años de actividad, y tendrán la posibilidad de ampliar dos años más su estancia en el vivero.

Comentarios de Facebook

1 Comentario

  1. Se amontonan las empresas que con impaciencia esperan poder instalarse en el talaverano polígono de Torrehierro. Ya se habla de Microsoft, Google, Apple, IBM o Amazon, entre otras.

    Constituirán lo que se denominará el Tecno-Bolo I+D que será la envidia del mismísimo Silicon Valley.

    Los políticos talaveranos se pondrán a besar los pies de los gringos y darles la bienvenida por señas.

    ¡No es cerámica querido Sancho, es software e i+d lo que viene a Talavera!, diría Don Quijote.

    Prestigiosos y altos ejecutivos disfrutarán de una aventura nunca vista cuando suban a bordo del tren de época que les lleva a Talavera, conocido como el AVE-Clueca.
    Después un servicio de burros-express les acercará hasta las vanguardistas sedes de sus empresas.

    Los procesos de selección de los miles de empleos directos y millones indirectos, se realizarán en los aledaños del recinto ferial, mientras los talentosos y cualificados jóvenes talaveranos combinan las caladas de los porros, las litronas y los cubatas al tiempo que en animadas charlas debaten sobre los últimos avances en robótica, biotecnología o los secretos del lenguaje ensamblador en alguno de los varios idiomas que dominan, desde el talameño al bolo lagarterano.

    El puente atirantado verá cómo los atascos de vehículos de alta gama se convierten en habituales en sus múltiples carriles ahora desiertos. Las calles de Talavera ya están preparadas para acoger a todos esos miles de vehículos, pues podrán aparcar donde les plazca ignorando prohibiciones, líneas amarillas, zonas peatonales, etc. pues Talavera es generosa con los coches e impune con las infracciones, así que hasta las aceras servirán para dejar tirado el coche.

    Y el propio puente atirantado será testigo de cómo en plena Talavera surgen rascacielos más altos que él, visibles en la lontananza y en los días claros desde cualquier edificio alto de Madrid.

    Las miles de invendibles viviendas talaveranas pasarán a costar más que cualquier apartamento en Manhattan, pero no será problema para los salarios mensuales de cinco cifras que serán la tónica a partir de entonces.

    The Iron Tower Area, dicen los anglosajones para referirse a nuestro mundialmente codiciado polígono, pese a la denominación oficial de Tecno-Bolo I+D.

Dejar respuesta