Molde viejos

0

MOLDES VIEJOS


Febrero avanza y la primavera apunta. El ciclo de la vida se perpetúa, Pasa la primera golondrina, se alargan las tardes de paseo y los almendros tiñen de blanco los linderos de la Jara. Talavera, en su ciclo cerrado, va dejando pasar los años, sin capacidad de renovación, de plantear soluciones sólidas y creíbles para el hoy y el mañana. Los partidos políticos de siempre se preparan para lo de siempre, o sea, seguir en el poder, aquí o en Toledo, sin dar un palo al agua por este rincón apátrida donde vivimos.
El truco está en aparentar que cambia algo, que esta vez es la definitiva, y que lo pasado pasado está. Que hay que mirar hacia el frente y esas cosas de manual. Todo es válido para seguir manteniendo la cuota de poder y manejo del asunto, repito, aquí o en Toledo.
Con las próximas elecciones municipales ya a tiro de piedra, los instrumentos de los partidos se ponen a funcionar. Chapa y pintura y a trincar votos. Más de lo mismo. Moldes viejos.

Por Miguel Ángel Sánchez.

Comentarios de Facebook

Dejar respuesta