Ya es absurdo que se celebren  festividades religiosas en un estado aconfesional, incluso es un poco absurdo que se celebren supuestos hechos o personalidades santificadas de las que la inmensa mayoría  ignoramos  todo o casi todo.  Pero que por narices una región tenga que celebrar una fiesta que lo es especialmente en una sola  ciudad, es ya la esencia del trágala al que nos someten los prebostes políticos.

Empezó la ínclita Cospedal, que incluso  llegó a eliminar la fiesta de la región, pero siguió Page. Y así  esta semana nos encontramos con que es fiesta el 26 de mayo  por el  Cuerpo de Cristo, que es jueves, y luego es fiesta también el 31 de mayo, día de la región, que es martes. Es decir, entre celebrar la fiesta de Toledo, que ya me dirán qué nos afecta a los demás, y la fiesta de la Región,  puentes y demás puñetas, se nos van 6 días a lo tonto.

Sin entrar en cuestiones sobre laicidad y demás “memeces” que ya ni me preocupo en señalar, la elaboración del calendario laboral no debería ser en tocartel-corpus--420x549rno a los gustos del dirigente de turno:   Pongo fiesta regional  el día grande de mi pueblo porque me parece bien, junto dos fiestas en un cortísimo periodo de tiempo porque yo lo valgo y me paso por el forro la esencia de los días festivos, que no es celebrar cosas que ignoramos, sino en esencia proporcionar un descanso periódico a los trabajadores que les sirva para desconectar  y que si está  repartido a lo largo del año podría incluso parecer más  lógico.  Pues no, lo juntamos todo en un par de meses y a tomar por saco.

Por cierto, antes de que se me echen encima catolicones, tradicionalistas y demás espectros, se me ocurre una pregunta ¿alguien sabe el origen y por qué de la festividad del  Corpus? Yo he hecho alguna averiguación y resulta que viene de Bélgica, concretamente de una tal Juliana de Cornillón que allá por el siglo XIII  se la ocurrió celebrar la presencia de Cristo y su sangre en la Eucaristía (que significa gracias en griego). Pues nada, que luego critiquen que celebramos el  Jalogüin porque es americano.

Para el año que viene me gustaría proponer que se declaren fiestas nacionales las ferias de Sevilla, los San fermines, el día de la marmota, el Saint Patrick’s Day, el 4 de julio, el día de eurovisión, la clausura del Gran Hermano 585, el día grande la cabra de la legión, el día del pollo de Belén Esteban  y la operación bikini.

Dejar respuesta