Castillo destaca la buena gestión económica del equipo de Gobierno, avalada por 5,8 millones de euros de superávit

0

  • El concejal de Economía explica que todos los indicadores económicos del Ayuntamiento han sido positivos en 2016; el remanente de tesorería alcanza los 5,5 millones de euros y el ahorro neto a 4,2 millones de euros.
  • Arturo Castillo recuerda que se ha hecho frente al pago de 4 millones de euros por la expropiación de la Plaza Juan de Herrera, “un gasto extraordinario y no contemplado en los presupuestos de 2016, que hemos tenido que pagar porque la así nos obligaban los tribunales”
  • Ese gasto ha provocado inestabilidad presupuestaria, y es necesario elaborar un plan de viabilidad que se debe remitir antes de tres meses al ministerio de Hacienda
  • “Hemos tenido que aprobar una moción diciendo que hasta que no tengamos disponibilidad económica las mociones que se habían aprobado con cuantía económica a cargo del Ayuntamiento, tendrán que esperar a que volvamos a estar en la senda de estabilidad presupuestaria, que esperamos recuperar en este 2017”.

El concejal de Economía y Hacienda, Arturo Castillo, explicó hoy que la ejecución del presupuesto de las cuentas del Ayuntamiento talaverano en el año 2016 ha puesto de manifiesto “la buena gestión por los resultados económicos positivos obtenidos”, que arrojan un superávit presupuestario de 3.907.000 euros, 1.467.000 euros en el OAL Ipeta y 440.000 euros en el OAL de Cultura, “lo que significa que ha habido más ingresos que gastos”.

Castillo añadió que el remante de tesorería, “que son  los ahorros que se han conseguido gracias a la buena gestión municipal” ha ascendido en el Ayuntamiento a 3.674.000 euros, en Ipeta a 1.500.000 euros y en el organismo autónomo de Cultura a 407.000 euros. “Estos ahorros serán los que nos permitirán realizar acciones no presupuestadas en Talavera a lo largo de 2017”.

Finalmente, el edil también explicó que el ahorro neto del Ayuntamiento ha ascendido hasta los 4.258.000 euros, este parámetro indica que los ingresos corrientes son capaces de financiar el gasto corriente más las  amortizaciones de la deuda, “es como en una familia, que con la nómina puedes pagar los recibos de la luz, el agua y la hipoteca”. “Nosotros, después de haber pagado todas esas cosas tenemos un ahorro de 4.258.000 euros”.

Arturo Castillo defendió la gestión municipal basándose en estos indicadores “que demuestran que este equipo de Gobierno ha hecho bien las cosas”, tanto es así que la tasa media de pago a proveedores sigue avalando la gestión económica municipal hasta el punto de que “hemos conseguido cifras muy positivas en Talavera, con una media de pago a proveedores de 15 días en enero y de 28 días en febrero de este año”, es decir, “unas medias que pocas empresas privadas tienen y que el Ayuntamiento ha conseguido alcanzar”, fruto de la buena gestión.

Por otra parte, el concejal se refirió al gasto extraordinario y no contemplado en los presupuestos municipales del año 2016, correspondiente a la expropiación de la Plaza Juan de Herrera, “hecha de mala manera por el anterior gobierno municipal socialista”, lo que ha supuesto un coste para los talaveranos de cuatro millones de euros que los tribunales obligan a pagar al Ayuntamiento, “o de lo contrario nos habrían embargado”.

Esta es la razón que ha producido una inestabilidad presupuestaria, “es decir, nos hemos gastado cuatro millones que no estaban presupuestados”, y por eso ahora hay que hacer un plan de viabilidad, y remitirlo antes de tres meses al ministerio de Hacienda, “motivo por el que hemos tenido que aprobar una moción diciendo que hasta que no tengamos disponibilidad económica las mociones que se habían aprobado con cuantía económica a cargo del Ayuntamiento, tendrán que esperar a que volvamos a estar en la senda de estabilidad presupuestaria”.

De hecho, dijo que el equipo de Gobierno confía en tener de nuevo  estabilidad presupuestaria en este 2017 “porque esperamos no tener gastos extraordinarios de este tipo”.

Dejar respuesta