Talavera reforzará su dispositivo de seguridad para Navidad

1

TALAVERA REFORZARÁ SU DISPOSITIVO DE SEGURIDAD PARA NAVIDAD


policía local
Agentes de la Policía Local, en una imagen de archivo.

El alcalde de Talavera, Jaime Ramos, ha presidido la Junta Local de Seguridad que se ha celebrado para organizar y coordinar los dispositivos y operativos de seguridad de cara a las próximas navidades, con especial atención a las fechas que más público congrega en la vía pública, como son los días de Nochebuena, Nochevieja y Reyes.

Ramos ha anunciado que el dispositivo especial, compuesto por agentes de la Policía Local, del Cuerpo Nacional de Policía, efectivos de Protección Civil, Cruz Roja, Guardia Civil, del parque de Bomberos y personal del Ayuntamiento, se reforzará para incrementar la seguridad de los talaveranos durante las fechas señaladas.

El alcalde ha destacado que durante los fines de semana de Navidad se cortará el tráfico en las principales calles del Casco Antiguo con el fin de aumentar las medidas de seguridad y evitar incidentes.

También ha recordado que la ordenanza municipal prohíbe la instalación de barras exteriores en el casco histórico, y que en los próximos días el Ayuntamiento publicará un informe delimitando las zonas protegidas en las que estará en vigor esta restricción.

1 Comentario

  1. La Corredera y las calles adyacentes deberían ser permanentemente peatonales, con acceso solo para carga y descarga y para los vecinos que quieren acceder a los garajes, así como desmantelar el aparcamiento junto a la muralla y construir un par de aparcamientos subterráneos en los límites del casco.

    Durante el pasado mercado hebreo, los días laborables se comprobó el caos tercermundista que ocasiona el paso de coches. Los comerciantes del mercado hebreo estaban alucinados e indignados, al igual que los peatones que tenían que jugarse la vida para pasear por la calle.

    Pero el sábado y el domingo pasados, además de estar la Corredera y sus comercios y cafeterías llenos de gente, fueron días de ver abarrotadas las calles Trinidad y San Francisco, evidencia de que la la gente desea un centro urbano peatonalizado, amplio, agradable y libre de coches, no las chapuzas tercermundistas y cutres ni el despilfarro alarmante perpetrados en la Corredera y la plaza del reloj.

    Los centros urbanos de muchas ciudades españolas y europeas de semejante similitud, magnitud y población, son grandes zonas peatonales vivas y dinámicas, con un floreciente comercio, gente paseando y atractivas para invertir y residir. Ese es el ejemplo a seguir.

Dejar respuesta