La exposición aTempora ya tiene sus sedes en Talavera

0
aTempora
En la imagen, el banco cedido por los herederos de Ruiz de Luna

La antigua Iglesia de Santa Catalina, el Museo Ruiz de Luna y el centro cultural ‘Rafael Morales’ serán las sedes que acogerán la exposición “aTempora Talavera. Seis mil años de cerámica en Castilla-La Mancha”.

Así lo ha confirmó el consejero de Educación, Cultura y Deportes, Ángel Felpeto, durante el encuentro que ha mantenido con los herederos de Juan Ruiz de Luna para agradecerles la donación a la Junta de Comunidades de un banco de cerámica fabricado en el Alfar de Nuestra Señora del Prado Cerámicas Ruiz de Luna de Talavera de la Reina en su segunda época (1915-1936/42), que tras su restauración pasa a formar parte para su exposición de los fondos del Museo Ruiz de Luna y será uno de los símbolos más emblemáticos de la exposición ‘aTempora’.

En concreto, la antigua Iglesia de Santa Catalina, que según ha señalado Felpeto, “tras la finalización de las obras de restauración que se han venido realizando, viene a recuperar la memoria sentimental de muchos talaveranos que hace años que no tienen la ocasión de contemplarla”, acogerá las piezas de las cuatro primeras partes de la exposición: Prehistoria y Prohistoria; la cerámica ibérica, romana y visigoda; la Edad Media islámica y cristiana; y el esplendor que suponen las cerámicas de Talavera de la Reina y Puente del Arzobispo.


El Museo Ruiz de Luna acogerá la parte del renacer de la cerámica que supone el taller de Ruiz de Luna y todos los talleres que le siguieron a lo largo del siglo XX. Y el el centro cultural Rafael Morales acogerá a los nuevos creadores.


Generosidad de la familia Ruiz de Luna

El consejero ha recordado que hace unos meses, los herederos de Juan Ruiz de Luna, propusieron a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha la donación de un banco con un gran valor artístico y simbólico, para que, una vez restaurado, fuera expuesto en el Museo que lleva el nombre del alfarero talaverano.

Felpeto ha agradecido a los herederos del ceramista así como al Centro de Restauración y Conservación de Castilla la Mancha, que se ha encargado de la recuperación de esta pieza.

El banco en concreto tiene valor no sólo artístico, sino también simbólico e histórico, ya que se utilizó como banco de entrada a la vivienda, después almacén del alfar y zona de paso para acceder al Museo, hasta el cierre de la fábrica en 1961.

Comentarios de Facebook

Dejar respuesta