El Gobierno de Castilla-La Mancha ha trabajado para redistribuir las partidas y lograr la humanización del presupuesto

0

Consj Hacienda

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha señalado hoy que el proyecto de Ley de Presupuestos Generales de Castilla-La Mancha para 2016 se ha elaborado “no con el afán de recortar” como en la anterior legislatura, sino “con el afán de recuperar”, por lo que se ha trabajado para redistribuir partidas y lograr una “humanización del presupuesto”.
En una entrevista en Radio Castilla-La Mancha (RCM), Ruiz Molina ha destacado que esa redistribución ha tenido por objeto elaborar un presupuesto “hecho por y para las personas”, lo que “da esperanza a los que peor lo están pasando en este momento, como los parados”.
También a los empresarios, ha añadido el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, que han tenido muchas dificultades en los últimos cuatro años y para los que se destinan un paquete de partidas encaminadas a que las empresas implantadas en la región puedan crecer y a que otras sean atraídas para instalarse en Castilla-La Mancha, “al objeto de atacar el principal problema de la región que es el desempleo, especialmente el desempleo juvenil”.

Ruiz Molina ha resaltado que el presupuesto en conjunto crece en 213,7 millones respecto al año pasado, pero que la reducción de unas partidas, como, por ejemplo, el pago de intereses de la deuda, ha supuesto que se incrementen otras, destinando así “315 millones más a gasto social”.

Lo que necesita esta región, ha continuado el titular de Hacienda y Administraciones Públicas, es una “adecuada distribución de los recursos en función de los objetivos” que se quieren conseguir y que son “atender a los más desfavorecidos, reconstruir el Estado del bienestar y sentar las bases para que en esta región haya crecimiento económico porque así se creará empleo”.

En este sentido, ha explicado, las tres prioridades del Gobierno regional son sanidad, educación y servicios sociales y, por ello, es a estas políticas a las que se destina un “mayor volumen de recursos”.

Respecto a la asistencia sanitaria, Ruiz Molina ha indicado que el Ejecutivo quiere que no solamente sea mayor en términos cuantitativos sino también mejor y, por otra parte, que se pongan en marcha a lo largo de 2016 “un montón de infraestructuras sanitarias”.

Reforma del sistema de financiación autonómica
Durante la entrevista el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas también ha abordado la reforma del sistema de financiación autonómica, asunto en el que el Gobierno regional pondrá “toda la carne en el asador”.
El nuevo sistema, ha destacado Ruiz Molina, “tiene que dar un trato mucho más favorable a las Comunidades Autónomas y, fundamentalmente, a Castilla-La Mancha”.
“El objetivo del Gobierno es que se pongan sobre la mesa el conjunto de competencias que tenemos todas las administraciones y que se repartan los recursos en función de ese nivel de competencias que tenemos asumido, ya que las comunidades autónomas son las que gestionamos los servicios públicos esenciales, que hay que prestar en situaciones de bonanza o de crisis económica”, ha indicado el titular de Hacienda y Administraciones Públicas

“Va a ser el caballo de batalla que vamos a tener en este ejercicio porque yo aspiro a que la revisión del sistema de financiación aumente los recursos para nuestra región”, ha finalizado Ruiz Molina.

Comentarios de Facebook

Dejar respuesta