Gómez Arroyo destaca que la economía circular de reutilizar y aprovechar todos los recursos es “clave” para incentivar el desarrollo en Talavera y sus comarcas

0
inauguracion-jornadas-gestion-de-residuos-en-campillo
Gómez Arroyo participaba esta mañana, junto al alcalde de Campillo de la Jara, Emilio Gamino
  • El delegado de la Junta en Talavera, David Gómez Arroyo, ha recordado también que el Gobierno regional está trabajando en la puesta en marcha de un segundo plan de depuración de aguas “para poder retomar la ejecución de las obras de 38 depuradoras, que quedaron paralizadas en la anterior legislatura del PP en Castilla-La Mancha y que ha supuesto para la región una pérdida de más de 60 millones de euros”.

El delegado de la Junta en Talavera, David Gómez Arroyo, ha incidido hoy en que “la economía circular de reutilizar todo lo que usamos y aprovechar al máximo de manera sostenible todos los recursos naturales de nuestra tierra es una de las líneas claves que se contemplan en el Plan Especial para Talavera y sus tierras y en la que estamos trabajando para incentivar el desarrollo de toda nuestra comarca”.

Gómez Arroyo participaba esta mañana, junto al alcalde de Campillo de la Jara, Emilio Gamino, en la inauguración de las Jornadas de Gestión de Residuos, Compostaje y Desarrollo Rural que se celebran en esta localidad de la comarca de La Jara, organizadas por la Red Terrae en Castilla-La Mancha.

El delegado ha felicitado a los responsables de la organización de estas jornadas por abordar y dar a conocer que, precisamente, dos de los ejes principales de las políticas de la Unión Europea para los próximos años son incentivar y apoyar económicamente la economía circular y la buena gestión de los recursos hídricos.

“El agua es el recurso más importante que poseemos y una vez utilizada, ésta ha de volver al medio ambiente en las mejores condiciones posibles”, señalaba David Gómez, recordando que esa es una prioridad para el Gobierno regional que está terminado de perfilar un segundo plan de depuración de aguas para retomar la ejecución de las obras de 38 depuradoras “que fueron paralizadas durante la anterior legislatura del PP en Castilla-La Mancha y que ha supuesto para la región la pérdida de más de 60 millones de euros”, de ellos, unos 30 millones procedentes de los fondos FEDER y, el resto, debido al deterioro y los daños causados por su abandono.

El objetivo de este nuevo plan regional de depuradoras, para el que se calcula una inversión inicial superior a los 32 millones de euros, es que todos los núcleos de población dispongan de un tratamiento correcto de sus aguas residuales, “independientemente de las previsiones de crecimiento en su número de habitantes”, según decía el delegado de la Junta en Talavera, quien explicaba que para los municipios de menor tamaño se utilizará un sistema de depuración mediante filtros verdes, cuyos costes de mantenimiento y explotación son muy pequeños.

Dejar respuesta