El Pleno rechaza la moción para refrendar el Pacto Antitransfuguismo

0

El Pleno celebrado este jueves en el Ayuntamiento de Talavera de la Reina ha rechazado por mayoría, con los votos en contra de PP y Ciudadanos y los votos a favor del resto, la moción conjunta presentada por PSOE y Ganemos sobre el código de conductas políticas en relación con el transfuguismo.

Durante la sesión plenaria, la portavoz de Ganemos, Sonsoles Arnao, ha asegurado que una forma de corrupción es el transfuguismo y ha añadido que lo que ha ocurrido en el Consistorio talaverano con la incorporación de los dos concejales de Ciudadanos al Gobierno local es “un escándalo mayúsculo”.

Arnao ha recordado que la formación naranja ha tomado  la decisión de expulsar del partido a ambos ediles, Jonatan Bermejo y Montaña Palacios, a los que, en su opinión, “debería darles vergüenza hablar en nombre de Ciudadanos”.

“Sabía que iba a tener diferencias ideológicas con usted, pero no podía imaginarme que su talla política llegaba a este nivel”, le ha recriminado al alcalde, Jaime Ramos, al que ha acusado de meter a Talavera “en una situación muy complicada”.

Por ello, le ha pedido “que recapacite y dé marcha atrás en esta maniobra” que ha tachado de “deslealtad política intolerable”, no sin antes acusarles de ser “un fraude a los ciudadanos”.

Según la portavoz de Ganemos, “hoy tenemos dos talaveras”: por una parte, la de las colas de gente que se han formado para solicitar el plan de empleo; y por otra, “la tranquilidad de ustedes, no la de la ciudad, al conseguir la mayoría absoluta”.

Arnao ha explicado que con esta moción se pretende que los concejales “refrenden, apoyen y se adhieran al Pacto Antitransfuguismo” y ha advertido de que la ciudad se puede quedar “aislada” institucionalmente por aceptar estas prácticas.

También el portavoz socialista, José Gutiérrez, ha pedido al regidor “que recapacite” porque, de lo contrario, “meterá a Talavera en un lío monumental que nos puede llevar a un bloqueo y aislamiento político e institucional”.

“Confío en que no piense en su interés, sino en el de los talaveranos”, ha señalado Gutiérrez, quien ha propuesto la suspensión cautelar de todas las liberaciones hasta que se resuelva este “guirigay”.

El portavoz socialista ha recordado que en Toledo hay “un pacto de gobierno entre dos fuerzas políticas” y aquí “un pacto entre usted (refiriéndose a Ramos) y dos concejales que su partido ha decidido expulsar” y ha agregado que “no es normal que los ediles que querían una moción de censura hace nueve meses hoy estén en el gobierno”.

“Los votantes decidieron que en Talavera no hubiese mayoría absoluta y usted se ha fabricado una mayoría que no le dieron las urnas a base de liberaciones”, le ha reprochado al alcalde.

Asimismo, el concejal no adscrito, Juan Pedro Ayuso, ha calificado de “increíble” que se haya producido este suceso, a pesar de que “nadie” iba a presentar una moción de censura a Ramos y de que ya se habían aprobado las ordenanzas fiscales y los presupuestos.

“El caso que hoy nos trae hasta aquí es un transfuguismo de libro”, ha resaltado Ayuso, quien ha criticado el “follón” en el que se ha metido el regidor para que la edil Montaña Palacios cobre un sueldo.

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, Jonatan Bermejo, ha lamentado “la utilización política que se está haciendo de una cuestión interna de nuestra formación” y ha acusado a la oposición de no interesarle la ciudad, sino “hacer el mayor ruido posible para obtener rédito electoral en la próximas elecciones municipales”.

En su opinión, “han sido jueces y verdugos en un procedimiento aún abierto” y han puesto “el grito en el cielo” porque Talavera cambie un pacto de investidura por un pacto de gobierno.

“No es un caso de transfuguismo”, ha aseverado Bermejo, quien ha defendido la entrada del grupo municipal Ciudadanos en el Gobierno local “con el único objetivo de darle estabilidad” y ha destacado que contaban con el apoyo del 80 % de la militancia.

De igual modo, ha indicado que la ciudad está “en una situación crítica” y que hay que tomar “decisiones valientes como la nuestra”, por lo que se ha mostrado “orgulloso” de haber sido capaces “de anteponer nuestro proyecto a nuestras siglas”.

Además, la portavoz del equipo de Gobierno, María Rodríguez, ha insistido en que la resolución de la formación naranja no es definitiva y ha acusado a la oposición de “montar alboroto” antes de tener una resolución firme.

Finalmente, el alcalde se ha comprometido “a cumplir a rajatabla y al pie de la letra lo establecido en el Reglamento Orgánico del Pleno” si los concejales de Ciudadanos son expulsados de su partido de forma definitiva.

Dejar respuesta