Nueva demanda de Asocaman al Ayuntamiento de Talavera por el convenio del centro equino de hace 7 años

0

NUEVA DEMANDA DE ASOCAMAN AL AYUNTAMIENTO DE TALAVERA POR EL CONVENIO DEL CENTRO EQUINO DE HACE 7 AÑOS


 

La Junta de Gobierno Local ha tomado conocimiento, por trámite urgente, de la nueva demanda presentada ante el Ayuntamiento de Talavera de la Reina por la Asociación de Criadores de Caballos de Pura Raza de Castilla-La Mancha (ASOCAMAN). Anteriormente, este colectivo había demandado al Consistorio alegando el incumplimiento de un convenio que se suscribió en 2005, entre Ayuntamiento, Diputación y Junta, por el cual se financió la construcción del centro hípico y se cedía de forma gratuita el espacio “mientras existiera actividad”, ha subrayado en rueda de prensa la portavoz del equipo de Gobierno, Flora Bellón.

Asocaman ya reclamó por responsabilidad patrimonial cuando el Ayuntamiento dio por resuelto el contrato, ya que “allí no se realizaba actividad alguna y estaban cerradas las instalaciones”, todo basándose en un dictamen del Consejo Consultivo de Castilla-La Mancha que propició y avaló la desestimación de las reclamaciones al Consistorio.

Sin embargo, ahora vuelven a reclamar contra la desestimación del Ayuntamiento por otras peticiones que había hecho en materia de responsabilidad contractual y extracontractual (daños y perjuicios ocasionados por el cierre que ellos entienden no se ajustaba a derecho). Ante eso, la Junta de Gobierno ha acordado personarse, remitir todo el expediente y nombrar abogado y procurador para defender los intereses del Ayuntamiento.

La portavoz ha explicado que Asocaman abre ahora esta vía judicial e insiste en una responsabilidad que el Ayuntamiento no entiende como tal, puesto que “el convenio estaba cumplido”. “Se les construyó el centro hípico y se les cedieron gratis los terrenos mientras se prestara la actividad hípica, pero en el año 2012 se constató que el centro había cerrado, que allí no se realizaba ningún tipo de actividad, ni había personas ni animales”. Incluso, se tuvo conocimiento de que la empresa había tramitado varias resoluciones de contratos laborales y había expedientes en el Fogasa. Por tanto, “al no realizarse ya la actividad, el Ayuntamiento resolvió el contrato y recuperó el terreno”.

Dejar respuesta