Neurología y Radiología se suman al estudio de la realidad virtual para rehabilitar el ictus

0

Neurología
El equipo encargado de este estudio posa para el fotógrafo en el Hospital de Talavera

Los estudios de realidad virtual para rehabilitar el ictus que se llevan a cabo en el Hospital de Talavera contarán a partir de hoy con profesionales de los servicios de de Neurología y Radiología del Hospital de Talavera.

Así, se suman a un grupo investigador integrado en un comienzo por profesionales del Servicio de Rehabilitación del propio Hospital de Talavera, el Grupo de Investigación-Innovación Tecnológica Aplicada a la Salud y Neuroanatomía Humana, del Campus de Talavera de la Universidad de Castilla-La Mancha.

De este modo, se cierra el circuito para la captación de pacientes para este estudio y la evaluación del impacto de la realidad virtual en su rehabilitación, ya que el Servicio de Neurología es quien capta y propone a los pacientes su participación en este estudio, que posteriormente son sometidos a pruebas de resonancia magnética por el Servicio de Radiología para evaluar su estado previo a la inclusión en el estudio y su evolución durante el proceso.

Realidad virtual

Tal y como han explicado Begoña Polonio, investigadora principal de los proyectos y Marta Rodríguez Hernández, investigadora colaboradora y responsable del subproyecto en marcha, las herramientas de hardware y de software de realidad virtual permiten trabajar actividades funcionales y de la vida diaria en entornos virtuales que replican la realidad existente.

Así, este proyecto se centra en el análisis de tres tipos de dispositivos de realidad virtual (BalanceTutor©, HandTutor© y 3DTutor©; VirtualRehab© y RehaMetrics©) y uno en la robótica (GloReha©) para el tratamiento rehabilitador del paciente con ictus, comparándolo con el tratamiento convencional y comprobando los efectos de estos dispositivos a nivel de reestructuración cerebral.

Asimismo, el objetivo es comprobar si existen diferencias en la recuperación de aquellas personas cuya lesión se sitúa en el hemisferio derecho del cerebro y aquellas que la sufren en el hemisferio izquierdo, comprobando asimismo la contribución de ambos hemisferios al control de la actividad motora.

Dejar respuesta