La Diputación de Toledo hace balance positivo de su gestión

0
balance
El vicepresidente de Transparencia, Hacienda y Buen Gobierno, Ángel Luengo.

El Gobierno de la Diputación de Toledo “ha consolidado la buena gestión económica iniciada en la presente legislatura, tal y como ponen de manifiesto los excelentes resultados económicos que arroja el ejercicio 2017, el segundo de gestión completa del equipo socialista que dirige Álvaro Gutiérrez”. Así lo resaltaba hoy el vicepresidente de Transparencia, Hacienda y Buen Gobierno, Ángel Luengo.

Una valoración que Luengo hacía tras dar cuenta de los excelentes resultados económicos de la Diputación provincial el pasado año durante la reunión que celebraba esta mañana la Comisión de Transparencia, Hacienda y Buen Gobierno que ha dictaminado favorablemente la Cuenta General correspondiente a 2017.

Y es que se ha cerrado el ejercicio, resaltaba el vicepresidente, con un superávit de 27.433.906 euros, un remanente de tesorería de 16.777.563 euros y una reducción de la deuda de más de 20 millones de euros.

Para Ángel Luengo “el dictamen favorable de la Comisión de Hacienda a la Cuenta General del ejercicio 2017 confirma el superávit de más de 27 millones de euros y los más de 16 millones de euros de remanente que nos permiten apuntalar una política de cambio social centrada en las personas y de apoyo a los ayuntamientos de la provincia de Toledo”:

Los resultados económicos de 2017 y de la legislatura, constatan la buena salud económica, financiera y presupuestaria de la Diputación y, en palabras del vicepresidente, “podemos anunciar a todos, una vez más, que la gestión económica y presupuestaria responsable y rigurosa, no está reñida con el perfil más social y útil de la política de este Gobierno, que da la cara por los ayuntamientos, por los más necesitados, por las familias que peor lo están pasando, y todo ello llevando a cabo una gestión íntegra y comprometida de los recursos públicos de la Institución”.

Es por estos positivos resultados por los que el vicepresidente ha querido trasladar a los empleados públicos su reconocimiento por “la dedicación y esfuerzo de las diferentes unidades gestoras y centros de gasto, que han sabido entender el momento tan importante de gestión que atraviesa la Institución”.

Las diferencias de los resultados económicos obtenidos por el nuevo equipo de gobierno de la Diputación de Toledo, que apuesta por la gestión rigurosa y responsable de los recursos públicos, deja en evidencia los parámetros de la anterior legislatura.

Concretando estas cifras, resaltaba Luengo, que la diferencia positiva entre los derechos liquidados en el ejercicio y las obligaciones reconocidas en el mismo periodo, esto es el superávit por encima de los 27 millones de euros, “supera en más de 20,85 millones el resultado del ejercicio de 2015, hace poco más de dos años”.

Del mismo modo ocurre con el remanente de tesorería, que, además de ser un indicador de la capacidad del ahorro, constituye un recurso para la financiación de modificaciones presupuestarias, y en 2017 supera en más de 10 millones el obtenido en el ejercicio de 2015.

Esta gestión eficaz y responsable de los dineros de todos los toledanos y toledanas permite al Gobierno provincial de Álvaro Gutiérrez disponer de un margen muy considerable para apuntalar las políticas de “compromiso con las necesidades reales de las personas y de los ayuntamientos de nuestra provincia, de compromiso con el bienestar social de los ciudadanos y ciudadanas y con los más necesitados a quienes no vamos a abandonar”.

Hay que mencionar que el Presupuesto General de la Diputación de Toledo contempla más de 50 millones de inversiones en la provincia, que se verá, además, reforzado en más de 9 millones de euros procedentes del remanente de tesorería, siempre en el marco del cumplimiento de los principios de estabilidad presupuestaria y de la regla de gasto.

Reducción de la deuda

La solvencia económica de la Diputación de Toledo queda patente en la evidente reducción del estado de la deuda, que si a 31 de diciembre de 2015 era de 52.284.212,68 euros, a 31 de diciembre de 2017 se ha establecido en 30.194.601,54 euros.

“El normal cumplimiento de los cuadros de amortización a lo largo de 2018 situará esa magnitud muy cerca de los 24 millones de euros, permitiendo hacer la proyección de que a 1 de junio de 2019 la deuda se situará en torno a los 21,50 millones de euros”, añadía Luengo.

El vicepresidente resumía que “en un solo mandato, la deuda amortizada con entidades financieras de la Diputación habrá reducido en más de 33 millones de euros, lo que equivale al 60 por ciento de la deuda al inicio del mandato”, añadiendo que será “uno de los niveles de endeudamiento más bajos de la historia de la Diputación”.

Además, resaltaba otro buen dato económico como es el cumplimiento del periodo medio de pago mensual a proveedores que es de 8,19 días.

Concluía Ángel Luengo que “el Gobierno que preside Álvaro Gutiérrez tiene motivos para sentirse orgulloso de estos resultados que mejoran considerablemente la salud económico-financiera y presupuestaria de la Diputación provincial y que apuntan en la línea de devolver la dignidad y la utilidad a esta Institución”.

Comentarios de Facebook

Dejar respuesta