La alcaldesa de Talavera denuncia y lamenta el asalto y robo perpetrado en el bar del campo de fútbol Diego Mateo ‘Zarra’

0

La alcaldesa de Talavera, Tita García Élez, ha denunciado y lamentado el asalto y robo que se ha perpetrado en el bar del campo de fútbol Diego Mateo ‘Zarra’. De esta forma, ha expresado que “es una pena y una gran impotencia ver cómo en estas circunstancias excepcionales de alarma que estamos viviendo por el coronavirus, haya personas que todavía tienen ganas de hacer más daño”.

En este sentido, ha criticado el hecho de que éste o estos desaprensivos hayan atacado un negocio que “con tanto esmero sacan adelante cada fin de semana” y que “provoca mucho más daño y desaliento que el provecho que puedan haber sacado con la sustracción”.

En este sentido, García Élez ha hecho un llamamiento a la “responsabilidad” de todos y todas en unos momentos tan complicados debido a la pandemia del Covid-19. Así, ha recordado que esta situación extraordinaria requiere de “medidas excepcionales” y, sobre todo, la unidad de todos los ciudadanos y ciudadanas para superarlo. Igualmente, ha señalado que “este tipo de conductas no se deberían producir, y menos aprovechando una situación en la que está en juego nuestro bien más preciado: nuestra salud y la de nuestros vecinos y vecinas”.

Aprovechando la comunicación, la regidora talaverana ha insistido en seguir las recomendaciones de las autoridades sanitarias y policiales para frenar la propagación del virus, que ha llevado a nuestro país a un Estado de Alarma y con una serie de limitaciones, como es el confinamiento de las personas en sus viviendas. Esta situación de excepcionalidad está siendo amparada, en la medida de lo posible, por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Policía Local y Bomberos; para velar por el cumplimiento de las mismas.

En las imágenes que se adjuntan a la nota, se puede comprobar como los ‘amigos de lo ajeno’ han “reventado” las rejas de las ventanas para poder acceder al interior del bar. Suministro de comida y bebida, principalmente, ha sido la sustracción de los cacos en este caso, sin olvidar este “atentado” contra este negocio de la instalación deportiva municipal.

Dejar respuesta