El Gobierno regional invierte 5.800 euros en eliminar los grafitis del puente medieval de Puente del Arzobispo

0
Limpieza de grafitis en Puente del Arzobispo (Foto: Delegación de la Junta en Toledo)
Limpieza de grafitis en Puente del Arzobispo (Foto: Delegación de la Junta en Toledo)

El Gobierno regional, a través de la Consejería de Fomento, ha invertido un total de 5.845 euros en la limpieza y eliminación de los grafitis que ensuciaban el puente medieval de piedra de la localidad toledana de Puente del Arzobispo, además de otros elementos del entorno de esta construcción que atraviesa el río Tajo.

La Delegación de la Junta en Toledo ha informado en nota de prensa de que los trabajos, encargados a una empresa especializada en la eliminación de este tipo de pintadas, han consistido en la aplicación de un decapante en gel para quitar las pinturas sin dañar la piedra.

A continuación se ha utilizado un producto especial para superficies porosas y para la eliminación de cualquier sombra que pudiera quedar en la zona tras la actuación.

También se ha aplicado sobre la infraestructura agua caliente a presión, empleando para ello una maquinaria que es capaz de controlar los parámetros precisos de temperatura y presión.

La eliminación de estas pintadas fue un compromiso adquirido por el delegado de la Junta en Talavera, David Gómez; y el director provincial de Fomento, Pascual Aguado; tras una reunión que ambos mantuvieron el pasado mes de octubre con el portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Puente del Arzobispo, Miguel Ángel Chico.

Pascual ha explicado que al tratarse de un monumento “de gran valor histórico y con tanto arraigo para la localidad” se consultó a la Consejería de Educación, Cultura y Deportes la necesidad y viabilidad de la intervención antes de acometer las labores de limpieza, para las que se realizó también un análisis técnico previo sobre los medios a utilizar.

En su opinión, este puente es “una joya de la Baja Edad Media”, que fue mandado construir en 1380 por el entonces arzobispo de Toledo y duque de Estrada, Pedro Tenorio, y se terminó en 1388.

Está realizado en granito y dispone de once arcos de medio punto que van disminuyendo hacia los lados.

Por el arco mayor, que mide aproximadamente 14,5 metros desde la superficie del agua, discurre todo el caudal del río Tajo.

Además, este monumento tiene una gran importancia simbólica para los vecinos de Puente del Arzobispo, dado que el municipio nació con la finalidad de vigilar y mantener esta infraestructura que era crucial para el tránsito de ganado entre el norte y el sur de España.

Dejar respuesta