El gobierno de la Diputación pide la dimisión de Ramos como portavoz del grupo popular

0

El equipo de gobierno de la Diputación de Toledo ha asegurado que comunicó oficialmente al Ayuntamiento de Talavera de la Reina el incumplimiento de las subvenciones para obras de patrimonio y ha pedido la dimisión de Jaime Ramos como portavoz del grupo popular en la institución provincial por su “actitud premeditada de desconocimiento fingido”.

La Diputación ha explicado en un comunicado que la Junta de Gobierno provincial acordó el pasado 29 de diciembre resolver el incumplimiento parcial y pérdida del derecho al cobro de parte de las subvenciones otorgadas al Consistorio talaverano para obras de patrimonio, por lo que su regidor “no puede alegar desconocimiento de esa notificación, de la que debe tener constancia en su doble condición de diputado provincial y alcalde de Talavera”.

Según la institución provincial, ese día se dictaminaron los acuerdos de pérdida de derecho de las subvenciones incluidas en convenios firmados en 2014 y 2015 “por incumplimiento de lo acordado”.

Éstos se remitieron por correo electrónico al grupo popular el 11 de enero de 2017 y por vía telemática al Ayuntamiento el 18 de enero de 2017, según reza en la fecha de salida del registro de la Diputación, y, de igual modo, se remitieron por correo postal al Consistorio talaverano.

Por ello, desde la institución provincial han considerado “llamativas” las declaraciones de Ramos, que hoy ha afirmado que no ha recibido documentación oficial sobre el particular al Ayuntamiento que regenta, algo que han tachado de “falso y no ajustado a la verdad” y que ha llevado al equipo de gobierno de la Diputación a pedir su dimisión como portavoz del grupo popular en la institución provincial.

La Junta de Gobierno tomó esas resoluciones, relativas  a los convenios  para la financiación de las obras de ‘Conservación y rehabilitación del patrimonio histórico de la ciudad (muralla)’ de octubre de 2014 y el convenio de junio de 2015 para la financiación de las ‘Obras y equipamiento de la iglesia mudéjar de El Salvador’, tras detectar “incumplimiento parcial de las subvenciones otorgadas y la pérdida consiguiente del derecho a su cobro”.

De esta manera, la institución provincial ha abonado lo relativo a esos convenios que ha sido “ejecutado y justificado convenientemente” y no ha subvencionado “aquellos gastos no justificados ni acreditados por el Ayuntamiento”.

Dejar respuesta