García Élez valora la garantía de regadío con la obra del Arroyo de las Parras pero pide “agua de calidad” para el río y los ciudadanos

0

GARCÍA ÉLEZ VALORA LA GARANTÍA DE REGADÍO CON LA OBRA DEL ARROYO DE LAS PARRAS PERO PIDE “AGUA DE CALIDAD” PARA EL RÍO Y LOS CIUDADANOS


La alcaldesa de Talavera, Tita García Élez, ha valorado positivamente que la obra en el Arroyo de las Parras, para elevar agua del río Tajo al Canal Bajo del Alberche, “garantice que los regantes puedan regar”, tal y como han manifestado reiteradamente al Ministerio y a la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT), pero ha apostillado que “queremos agua, pero la queremos de calidad”.

En este sentido, ha manifestado que “necesitamos que el río no sea una cloaca ni el resultado de la mala depuración de comunidades vecinas, como la de Madrid”, por eso, “tenemos que tener agua para que el río, en su propio transcurso, elimine los problemas de salud que ocasiona y que el Tajo se comporte como un río, con sus caudales ecológicos”. La alcaldesa ha considerado que el agua que llega por esta obra a los regantes lo hace “contaminada y sucia”, por lo que ha instado a “reivindicar y exigir a la CHT que, igual que se hace a regiones y Ayuntamientos poniendo sanciones y controlando su depuración, “haga lo propio con otras comunidades vecinas”.

Tita García Élez ha señalado que “solo hay que ver la desembocadura del Jarama en el Tajo, una marca clara de la contaminación por mala depuración que hay que subsanar. Igualmente, se ha referido a la importancia de esta obra de emergencia para los regantes, un colectivo que hace meses fueron víctimas de las restricciones de agua para sus cultivos “mientras se estaban llevando agua por una tubería a otras regiones”.

En el caso concreto de Talavera y comarca, la regidora Talaverana ha dicho que un caudal en cantidad y calidad en el río Tajo supondría acabar con los problemas de salud que se están produciendo, especialmente, estos meses de intenso calor y escasez de lluvias, como las balsas de algas y las plagas diarias de mosquitos; algo que afecta a la población y, económicamente, a los empresarios.

Con esta obra de emergencia se alivia el problema de escasez, pero no el de calidad del agua, algo que a su juicio es “de sentido común”. Por eso, ha recordado que el Tribunal Supremo ya ha emitido 5 sentencias manifestando que no se está cumpliendo con los caudales ecológicos del Tajo.

Dejar respuesta