La huerta Talaverana

0

LA HUERTA TALAVERANA


En los años posteriores a la guerra civil, utilizando mano de obra de presos políticos, se construyeron en el término municipal de Talavera y parte del de Calera los canales y acequias, previamente ideados en tiempos de la República. Al mismo tiempo se crearon los pueblos de colonización de Talavera la Nueva y Alberche. Estas infraestructuras de regadío hicieron tan altamente productivos nuestros campos, que en torno a los productos generados en ellos -algodón, tabaco, pimientos, tomates-, unidos al pequeño comercio, pivotaba prácticamente toda la vida de la ciudad. Eran los tiempos en que estaban en pleno auge la Tabacalera y la Algodonera. A la par surgieron diversas empresas de ganado vacuno que favorecieron el establecimiento en nuestra ciudad de las firmas nacionales de recogida de leche, ILTA y CLESA. De aquel entonces data la Granja Escuela, en la que muchos jóvenes, venidos de distintas regiones del país, recibían, en régimen de internado, cursos intensivos de formación agrícola. Todo aquello, por desgracia, pasó y ahora nos encontramos con un campo fértil, pero estéril en una gran parte del mismo.
Aquella situación de bonanza fue sustituida posteriormente por la industria de la confección, en la que se emplearon muchas de nuestras mujeres, y por la construcción, que, aunque lamentablemente, borró de nuestro mapa una parte de nuestros campos de regadío, favoreció la llegada a la ciudad de muchos inmigrantes. Tanto una como otra desaparecieron también, dejando a mucha gente hundida en un pozo del que difícilmente se está saliendo.
En este SOS en que nos encontramos se precisa de mucha iniciativa privada y de un gran apoyo de las administraciones públicas. Ojalá sea.

Por Aurelio de León.

 

Comentarios de Facebook

Dejar respuesta