Las cosas de la nueva política

0

LAS COSAS DE LA NUEVA POLÍTICA


Por Miguel Perantón

No sé si es cuestión de la nueva política, o quizás solamente es una cuestión política. Pero no resulta ni tan siquiera aceptable, confundir un ejercicio de responsabilidad con una actitud generosa. Permanecer en el error de creer que siempre se estará en la responsabilidad a cuenta de perpetuar la generosidad es de una ingenuidad insultante. Provoca la inmediata pérdida de confianza y de apoyo. El cuestionamiento y el surgimiento de las voces críticas.

Con los años y los golpes se abren los ojos, además de las carnes. Las decepciones se convierten en tatuajes grabados en la retina. Comprender que las lealtades son cambiantes cuando de plegarse se trata, choca frontalmente con los valores, los principios y si me apuran con el criterio ideológico.

Si las lealtades fueran cambiantes, la responsabilidad carecería de sentido y de lógica. Y es cuando la responsabilidad no tiene sentido que la generosidad está de más.

Comprobar como en todas las ocasiones los mismos de siempre dicen las mismas cosas, ha perdido cualquier interés. Ya no se trata de inconformismo juvenil, ni mucho menos. Es una eterna lucha de poder, soterrada. Por cercenar el esfuerzo de otros. Por evitar el sostenimiento del trabajo que pueda dejar en evidencia la carencia. La demostración sumisa de pretender asegurar el lugar de ventaja en el pesebre de la carroña. Si no fuera porque hoy en contra de las demás ocasiones no muerden la mano que les dio de comer, sino la de quien permitió que comieran.

Dejar respuesta