Invierno

0

INVIERNO


El  invierno comienza a marcharse, con los temporales de frío y viento a cuestas  y todos los frentes meteorológicos que adornan nuestros mapas del tiempo, casi todos con nombres femeninos, como si todas las furias de la atmósfera fueran, a los ojos de los meteorólogos, fastidiosas mujeres que siempre se están quejando y armando la del pulpo.

            Imagino la juerga masculina al bautizar, entre bromas y risitas, la primera tormenta de una temporada ya lejana. ¿Sería Laura, la mujer del meteorólogo? ¿O su cuñada Pepa? ¿La suegra quizás? ¿O quizás el nombre inglés de otra afortunada?… Un “coñazo” de criatura, que dirán,  entre risas de complicidad, testosterona y  camaradería de oficina… Seguro, eso sí, que a ninguno se le ocurrió utilizar el nombre de su madre.

            A todos y todas nos debiera preocupar la evidente desigualdad entre hombres y mujeres. Un asunto tristemente de moda en el que hemos avanzado, sin duda alguna, pero dónde tanto queda por hacer.

            ¿Erradicaremos algún día la sutileza con que los varones acaban colocando a las mujeres en el lugar que, según ellos, les corresponde: ese limbo de chistes, de comentarios, de anuncios de coches o colonias, y sobre todo, con esos cerebros que quieren perpetuar la cultura patriarcal como una broma inocente, como, por ejemplo seguir nombrando a todas las borrascas y ciclones con nombre de mujer ?. Alguno masculino empieza a oírse…

Comentarios de Facebook

Dejar respuesta