Sin rendir cuentas

0

congresoDescubres que nuestro sistema de representación no funciona, a nivel nacional, cuando nadie rinde cuentas de manera periódica a sus electores sobre sus tareas como agente político elegido por un territorio concreto. Como saben, nuestras circunscripciones son provinciales, aquí, en la provincia de Toledo, elegimos a seis diputados nacionales y a cuatro senadores, los mandamos a Madrid y los perdemos la pista. No es suficiente cuando, en el mejor de los casos, vienen de la capital y dan ruedas de prensa en las sedes de sus partidos y utilizan a los medios de comunicación como transmisores de sus mensajes. En muy contadas ocasiones utilizan esos espacios para contarnos qué asuntos están laborando concretamente con respecto a la provincia. Lo suyo sería establecer una periodicidad mensual, como poco, y que se hicieran un recorrido por la provincia explicando su trabajo a los ciudadanos que representan, en espacios amplios y abiertos, fuera del horario laboral y del comercio, esta medida serviría de feed-back, y la ciudadanía les podría escuchar y, al mismo tiempo, explicar, de primera mano, cuáles son sus inquietudes y qué mejoras podrían incidir en el bienestar de la provincia. Nuestro sistema da prevalencia a que el político tenga una mayor sumisión a sus superiores en la escala jerárquica de su partido, que a los electores, ya que en espacios territoriales provinciales, votas unos nombres, que en la mayoría de los casos no conoces. Sería interesante preguntar a los votantes, a pie de colegio electoral, los nombres de las personas que han votado. Es más que probable que un porcentaje elevadísimo no supiera decir más de un nombre. Todo queda así más difuminado, más abstracto, más lejano. En definitiva y muy a nuestro pesar, más distancia y menos democracia.

Dejar respuesta