Sí a la guerra (contra el ISIS)

0

isisLa izquierda perdida en sus universales proclamas. Dijimos NO A LA GUERRA de Irak porque sabíamos que estaba sustentada en la codicia por el petróleo, y con el tiempo supimos que además estaba fundamentada en un conjunto de mentiras. Pero el eslogan es casual, momentáneo, fruto de un conflicto determinado, imposible extrapolarlo o hacerlo universal sin chocarse con la paradoja. Cuando Hitler invadió Polonia el 1 de septiembre de 1939, inmediatamente Francia e Inglaterra declararon la guerra a Alemania. ¿Alguien, a día de hoy, está en contra de esa declaración de guerra? ¿Qué se supone que deberían haber hecho las democracias europeas? ¿Decir NO A LA GUERRA, y haber consentido las paranoicas intenciones del führer de anexionarse por el empuje de las armas toda Europa? Al ISIS, como dijo Albert Rivera durante la campaña electoral, no solo se le puede vencer con las proclamas, ni con los discursos, ni con las palabras, también hay que tirarle bombas y desalojar el prejuicio del universal recurrente, acompañándolo, eso sí, de otro conjunto de medidas. Porque la guerra no depende tan solo de aquel que no está dispuesto a hacerla. A veces es necesario, para defender tu sociedad, tus valores, tu vida y la vida de tus hijos, coger un fusil y dispararlo, y eso no te hace un ser degradado moralmente, porque la autodefensa, como defendía Malcom X, no es violencia, es inteligencia.

Dejar respuesta