La gran hazaña

1

aznarconlospiesenlamesa1

El expresidente habla desde FAES, y se la resbala a propios y a ajenos. ¿No debería el tribunal de La Haya juzgarle por genocida? Pepito Grillo, no hace mucho, jugó a ser demócrata junto a sus poderosos amigos, y en las Azores decidieron la suerte del país de Las Mil y Una Noches. En su afán de democratizar el mundo se pasaron por el arco de Ronda la legalidad internacional, la Constitución que tanto juró defender, y enfundados en la falacia exculpatoria de que en ese país se escondía un arsenal de armas de destrucción masiva, embarcaron al Occidente civilizado en una cacería. Como se imaginaba que era el serpa de la expedición, trataba de ponerse a la cabeza, ser el más expeditivo, el más socarrón, el mayor indignado. Sus negreros le permitían sentarse junto a ellos, fumar un puro, poner los pies sobre la mesa. Pero era el paria, el marginado, el limpiabotas. Recientemente sus amigos han pedido perdón al mundo ¡Qué fácil resulta pedir perdón desde un plató televisivo a 300 o 3000 kilómetros de donde cayeron las bombas! Yo les invitaría, a estos caballeros, a que se dieran un paseo (sin escolta) por la Bagdad que tanto ayudaron a democratizar. Es más que probable que, en esa figuración/deseo, Pepito Grillo rivalizase con los tiempos de Usain Bolt. Sería para reírse a carcajada limpia, sí, a mandíbula batiente, si no fuera porque estos individuos son reales y, como dice Serrat, van documentados.

1 Comentario

  1. Amén hermano…no se si las lágrimas q m resbalan ahora son de rabia o de emoción.La historia se repite,es cíclica;y claro esta que siempre pierden los mismos…
    En un mundo inhumano las personas no valen nada…unas por su vida y otras por su persona.

Dejar respuesta