DES-COMUNICACIÓN

0

periodico-digitalEstamos en la era de la comunicación, y eso conlleva que ninguna generación, o grupos de generaciones que conviven en un intervalo de tiempo concreto, haya tenido mayor acceso a estar informado como lo estamos ahora. La información encuentra una velocidad a tiempo real de lo que sucede en el mundo y –además- puedes ir a tantas fuentes como quieras, incluso a ser parte de una de esas fuentes, a buscar cualquier dato que te falta para dar erudición a un hecho concreto narrado, o a contrastarlo, y sin embargo, puedo afirmar, usando una generalidad, que es difícil encontrar una sociedad, la nuestra, más carente de juicio y análisis crítico, más analfabeta de lo práctico, más burda en trazar un esquema o sacar una conclusión sin necesitar el auspicio de algún pope en forma de partido político, analista de opinión o telediario. Por una extraña razón la saturación de información nos ha embriagado en la comodidad más absoluta. Es tan paradójico como alarmante. La libertad expandida genera menos libertad. El tener a tu alcance multitud de posibilidades merma tu capacidad y calidad de respuestas. La era de la comunicación es un narcótico del que es imposible salir indemne.

Dejar respuesta