El esclavo de Velázquez que murió en Talavera

0

EL ESCLAVO DE VELÁZQUEZ QUE MURIÓ EN TALAVERA


Por Javier Gallego

Se llamaba Juan Pareja, esclavo de Velázquez. Sí, esclavo como suena. Era costumbre ,y legal, en aquella época entre los pintores sevillanos tener un esclavo. Poseer esclavos era síntoma inequívoco de prestigio social, e incluso servían como garantía para préstamos y operaciones comerciales. No cobraba sueldo alguno y el único derecho que tenía era recibir de su amo un techo para dormir y un plato de comida.

Juan Pareja ayudaba al pintor en sus tareas diarias: moler las pinturas, preparar los lienzos, enmarcar los cuadros, hacer los mandados, etc.
Fue muy estimado por su amo Velázquez, si bien guardando las distancias de la época con su señor. Se cuenta que lo que realmente le gustaba a Pareja era pintar , y lo hacía a escondidas del maestro Velázquez.

Cuando fue liberado en 1654 por el pintor sevillano comenzó a trabajar como artista independiente alcanzando cierto renombre y prestigio.
Algunos cuadros suyos se conservan en el Museo del Prado como El Bautismo de Cristo y La vocación de San Mateo. En ese último lienzo , Pareja, imita a su maestro y se autorretrata entre los personajes. De hecho, este cuadro sirvió para identificar al retratado por Velázquez en el lienzo hoy conservado en el Metropolitan Museum de Nueva York, obra que ilustra este artículo y que es considerada una obra maestra.

Juan Pareja murió en Talavera de la Reina en 1670 ,a los sesenta años, cuando iba camino de Andalucía.

Dejar respuesta