El Cabo Esperanza

0

Campaña electoral aparte, el mes de junio ha estado lleno de múltiples galas benéficas en nuestra ciudad, ya habituales, afortunadamente, en las que queda patente la gran capacidad de movilización de los talaveranos para las causas importantes y las grandes dosis de solidaridad que siempre dimanan de ellos.

He tenido la oportunidad de asistir a varias, pero quiero quedarme con una a modo de homenaje a todas las demás. Hablo del Festival de Habilidades y Artes Escénicas ‘Una vida, un sueño’, organizado por la Fundación Madre de la Esperanza. Risas y llantos a partes iguales, los pelos de punta de todas las emociones que nos transmiten los participantes desde el escenario y lecciones. Muchas lecciones. Lecciones de vida, de valores, de principios, de humor, de esfuerzo, de tenacidad, de las cosas importantes.

Nos arrolla el día a día y no nos damos cuenta de que por todas partes, y concretamente al otro lado del Puente de Hierro, se producen auténticos actos de heroicidad y superación, que una vez al año se concentran en forma de festival en el Teatro Palenque.

Todo un éxito, que merece de un sinfín de elogios que no caben en esta página. Por eso, quiero personalizarlo en su extraordinaria presentadora, Lidia Herrero, quien junto a Jesús Olmedo nos tuvo todo el espectáculo con una sonrisa de oreja a oreja, y que constantemente nos hizo interiorizar el mensaje que todos ellos transmiten en esta gala: que nunca dejemos de soñar.

Dejar respuesta