Actitud Juvenil

0

No es cuestión de años sino de actitud la edad que cada cual tiene. Cómo la afronta, la acepta e, incluso, cómo la vive. Adquirir responsabilidades desde muy joven, a veces te hace madurar como persona pero, es cuestión de una misma, mantener un “espíritu” juvenil, estar al día de lo que ocurre, vivir en sintonía con lo que nos rodea y adaptarnos y poner de nuestra parte para avanzar tal y como avanzan los tiempos.
Unirte a tu pareja y tener hijos, o no, es solo el principio de una nueva etapa para formar tu propia familia, los cambios que conlleva no tienen por qué repercutir en tu actitud para contigo misma. Una, si se organiza un poquito, puede seguir teniendo vida propia más allá de una vida laboral y familiar, seguir disfrutando de actividades que hacíamos de forma individual y nos hacen sentir bien, pasar tiempo con amigos y amigas, practicar hobbies, dedicarse tiempo –en definitiva- a una misma.
Adoro a esas mujeres que tras la jubilación, entienden que la vida aún no se acaba, que empieza su mejor momento y se apuntan a un bombardeo con tal de mantener sus cuerpos y mentes activas, y disfrutan con su pareja, o no, de todo aquello que en otras etapas, y por falta de tiempo, no pudieron.
Vivir la vida, de eso se trata, para eso venimos, y nuestros padres nos la regala.

Dejar respuesta