Una cigüeña en el corazón de la ciudad

0

UNA CIGÜEÑA EN EL CORAZÓN DE LA CIUDAD


Desde siempre, las cigüeñas han sido portadoras de noticias. Buenas, a menudo, y no tan buenas en otras ocasiones. Todos hemos oído decir eso de “¿Qué traes en el pico, cigüeña?”. Pues bien, como no son precisamente estas majestuosas aves blancas las que faltan en Talavera, en esta sección preguntaremos cada mes a las cigüeñas qué ha pasado en la ciudad, qué se cuece, qué es noticia. Y cruzaremos los dedos para que nos traigan buenas nuevas.

No pensaríais que iba a empezar de otra forma, que a fuerza de dedicarle mucho tiempo, toda una vida, una sabe aún como seleccionar las noticias. Y no hay otra que la supere, ni en este mes, ni en lo que va de año. Una cigüeña en la Plaza del Pan. Como lo estáis leyendo. No las de La Colegial, que aparecen por aquí de cuando en cuando y me surten de rumores, comentarios, chismes y esas cosas. Hablo del mismísimo corazón de la ciudad, del Ayuntamiento, que por primera vez en la Historia tendrá una mujer al frente.

Aún estamos digiriendo lo que nos ha pasado en estos dos meses de infarto, que empezamos con España teñida de rojo, allá por la vuelta de Semana Santa, y nos va a llevar al verano del mismo color… Pero aquí. Sí, entre el Prado y el río, entre Patrocinio y las Moreras, entre el casco antiguo y el Barrio de Santa María. Que el corazón es muy grande, y la yo ha dicho la “cigüeña mayor”, que quiere que todos los barrios sean el mismísimo centro de Talavera.

Tita García Élez ocupa ya el sillón de la Alcaldía tras haber conseguido unos resultados incuestionable y hasta insólitos, si tenemos en cuenta que eran nada menos que siete formaciones políticas, siete candidatos, los que aspiraban a lo mismo. Pero mientras todos elucubrábamos con los posibles pactos, llegó ella y, en vuelo rasante, se quedó con la mayoría absoluta. Absolutísima, nada de por los pelos (o las plumas).
Bien distinta va a ser la imagen del salón de Plenos, con PP, Voz y Ciudadanos (por este orden), frente a un Partido Socialista que supera cómodamente la suma de los tres.
Hasta aquí, los hechos puros y duros. Que de momento, la alegría, la ilusión por el cambio, supera todas las incertidumbres y los miedos. Si hasta me veo las plumas más blancas y el pico y las patas más rojas… Pero ahora hay que echar a andar, y con prisas, que no hay tiempo para el paseo triunfal, con Talavera hecha unos zorros por problemas antiguos o nuevos. Creo que hemos esquivado el infarto definitivo, que vuelve a haber latido en esa tierra, aunque sea débil, y a veces, hasta imperceptible. Pero ya sabéis, mientras hay vida, hay esperanza.

Aunque de esperanza no se coma. Tenéis toda la razón. Y yo seguiré informando, que me da en el pico que voy a hacer más visitas de las normales a mis colegas de la Plaza del Pan. Que la ocasión lo merece.

Vienen meses muy intensos. Como casi siempre que se empieza algo nuevo.
Y lo dejo. Que algo habrá que decir de las ferias que acabamos de pasar, con sol, calor y mosquitos, y del verano que nos espera, si seguimos con el pobre Tajo arrastrándose entre basuras y malas hierbas. Aunque bueno, ya tenemos islas, creo, que se quedaron atadas y bien atadas en los presupuestos. Y dando gracias de que no se les ocurriera también adquirir un yate.

Empieza el horario de verano en los colegios, y a la vuelta de un par de semanas, mientras los aspirantes a universitarios se estén jugando el próximo curso, echarán el cierre hasta septiembre. Y quien más, quien menos, pensando en vacaciones, por cortas que sean, en ses viaje pendiente o en la escapada al mar o a la montaña para meditar.

Por Mª Ángeles Santos

Comentarios de Facebook

Dejar respuesta