El nido sin barrer

0

EL NIDO SIN BARRER


Ya no estoy yo para estos trotes. Ni creo que haya body que lo soporte. Por un oído me siguen entrando las cornetas y tambores, por el otro las jotas, y por los dos a la vez, las tómbolas, los coches de choque y el pitido del tren de la bruja. Que aún no hemos guardado la túnica y el caperuzo cuando ya estamos con el traje de talaverana y, si me apuráis, con el de faralaes para la Feria. El calendario festivo ha venido avasallando, y se nota en el cuerpo y en el bolsillo.
Y a todo esto, el nido sin barrer. Entendiendo por nido, además del propio, hecho unos zorros por falta de tiempo y dedicación, la ciudad entera y los grandes y pequeños temas que debieran preocuparnos y ocuparnos, y que están en segundo plano mientras nos echamos a la calle (¿qué vamos a hacer?) para no perdernos nada. Y luego llegará el paréntesis del verano, y otra vez en Navidad.

La consejera de Fomento, Agustina García, participa en el cortejo de Mondas (Foto: Consejería de Fomento)

Esto no es serio. Van pasando los meses, y muchas plataformas, muchas reuniones, muchas visitas aquí y allá, pero pocos (por ser generosa y no decir ninguno), hechos concretos. Nada nuevo del tren, ni de la plataforma logística, ni de inversiones, ni de pellizcos sustanciosos en los Presupuestos, sean regionales, nacionales o de donde vengan. Aunque las cifras del paro no nos den los sobresaltos que acostumbran, hay otros datos, los de la pérdida de población, que son para deprimirse y que nos han hecho ya perder el titulo, honorífico pero título al fin y al cabo, de segunda ciudad de Castilla-La Mancha.
Mientras, en la Casa Grande siguen con sus líos. Los chicos de Ciudadanos (todavía, al menos hasta la hora de escribir estas líneas), acomodándose al Gobierno; el Gobierno, más tranquilo con su mueva mayoría, que le permite hacer y deshacer a su antojo, sin la molestia de la oposición. Mucho mejor, dónde va a parar. Caras nuevas en el salón de Plenos, que el nombramiento de una talaverana como consejera de Fomento (y aprovecho para felicitar a Agustina García Élez), ha traído consigo la marcha de dos concejalas socialistas y el regreso a la Corporación Municipal de dos viejos conocidos, Carlos Gil y Miguel Perantón. Que sea para bien, como se suele decir.

Se prepara un nuevo Plan de Empleo. No sabéis cómo me alegra ver esas cuadrillas trabajando en los parques, en las piscinas, en las aceras… Un respiro para los desempleados y para sus familias, aunque sea por pocos meses y, por supuesto no se trate del mejor remedio a nuestros males, y una inyección de dinero para la ciudad, que algo de beneficiará de compras y consumo en general. No hace falta que diga eso de que al hambre no hay pan duro…

No puedo terminar sin hablar del Tajo, que me quita el sueño. Ya camino sobre sus aguas sin que me lleguen a las rodillas, y estamos sólo en mayo. Acaba de aprobarse otro trasvase, y no cae ni una gota de agua, más allá de alguna tormenta con mucho ruido y pocas nueces. Por no hablar de los incendios en las islas y las riberas, colonizadas por basuras y hierbajos varios, que puede que nos den más de un dolor de cabeza en los meses venideros.

En fin, queridos, que a la espera de que algún siglo de estos se arregle el nido común, que digo yo que ya toca, voy a aprovechar los escasos días que quedan hasta la Feria para adecentar el propio, que San Isidro está llamando a la puerta y habrá que abrirle. Mientras el cuerpo aguante. Somos así.

 

 

Comentarios de Facebook

Dejar respuesta