La lista de las Cigüeñas

0

LA LISTA DE LAS CIGÜEÑAS

Por M. A. Santos


Desde siempre, las cigüeñas han sido portadoras de noticias. Buenas, a menudo, y no tan buenas en otras ocasiones. Todos hemos oído decir eso de “¿Qué traes en el pico, cigüeña?”. Pues bien, como no son precisamente estas majestuosas aves blancas las que faltan en Talavera, en esta sección preguntaremos cada mes a las cigüeñas qué ha pasado en la ciudad, qué se cuece, qué es noticia. Y cruzaremos los dedos para que nos traigan buenas nuevas.

Es la que falta. A menos que los cuatro peces que quedan en el Tajo se planteen presentar una candidatura. Menudo lío tenemos por delante, y no ya porque coinciden cuatro urnas en menos de un mes, sino porque están saliendo listas como setas, y no sé si aún estamos en plazo para que se apunte alguna más.

Así que, a la complicación de elegir candidatos al gobierno nacional, autonómico, local y europeo, se suma el de desentrañar qué “vende” cada cual desde sus siglas, que lo de izquierda y derecha se ha quedado viejuno. Y lo de centro, siempre ha sido una entelequia. El caso es que cuando pase la Semana Santa, y aún no sepamos quién ocupará la Moncloa, que eso de los pactos es largo larguísimo, nos enfrentamos a una ensalada de listas que seguro nos levanta dolor de cabeza.
Me diréis que ha desaparecido Ganemos, y es verdad. Pero están X Talavera, Ahora Talavera e Izquierda Unida. Tres, nada menos. Y Vox, nuevo en esta plaza, más Ciudadanos, que escándalo y dimisiones por medio, también tiene representación. PP y PSOE, por supuesto. Y lo que te rondaré morena, que se dice en mi pueblo.


Tiempo habrá de hablar de los candidatos/as, que aún no están todos elegidos, y ahora bastante tenemos con situarnos ideológicamente y analizar propuestas. Aunque tampoco tengamos programas. No sé si lo creeréis, viniendo de una cigüeña, pero soy de las que se lee todo lo que ofertan, de las que buscan, comparan, y después, vota. Y me lo van a poner difícil esta vez. En fin, no os aburro más con pre-campaña, que la campaña está a la vuelta de la esquina y entonces vendrá el bombardeo.
Con la legislatura casi agotada, las espadas están más en alto que nunca. Aburridita me tienen con lo que se ha hecho, lo que no, lo que queda por hacer, lo que se ha hecho mal y lo que ni tan siquiera se ha planteado. Que es hora de ajustar cuentas. Hablando de cuentas, el PSOE insiste en que se haga una auditoría antes del cambio de gobierno, para que todos sepamos cómo están las cosas en las arcas públicas. El alcalde sigue con sus vídeos, que en nada le darán el carné de actor, y que son más lúcidos que las fotos.
Unos y otros se miran de reojo para que nadie aproveche la coyuntura para arrancar votos, aunque se piensan que somos tontos (los humanos y las cigüeñas), y nos quedamos con la última imagen, sin recordar lo demás. Que sí, que ahora se están asfaltando calles, y limpiando parques y pintando bancos. Pero es que estaban tan necesitados…

Nos hemos vuelto a quedar compuestos y sin 1,5 por ciento cultural, y con las murallas desmoronándose. Más culpas. Que si lo has presentado mal o has pedido demasiado. El caso es que en las dos últimas legislaturas no ha venido ni un euro. Eso sí, nos han colocado a la Virgen de Guadalupe en pleno parque del río, dentro de un extraño monumento que, con todos los respetos, podrían haber puesto en un lugar que no interrumpiera la vista.
Circulo del Arte y Ateneo son las dos nuevas ofertas de la vida cultural. Ambos se han presentado en los últimos días. Y una, cigüeña ignorante, no puede por menos que pensar que si se unieran esfuerzos, igual la cosa pintaría mejor. Sandra Sánchez ya es hija predilecta, y las cofradías están empeñadas en conseguir que Semana Santa sea de interés turístico nacional. Y A Témpora cierra sus puertas y nos deja con ganas de más.La próxima vez que nos encontremos en este espacio ya estaremos en Mondas. Que esto es un no parar.

SALUD PARA EL TAJO

Este mes de marzo, entre unos cuantos disgustos, nos ha dejado una buena noticia, que habrá que detallar y analizar, pero que es un soplo de aire fresco que nos hace mirar al futuro con una pizca de esperanza. Cuando ya desconfiamos de ver vivo de nuevo a nuestro río Tajo, una sentencia del Tribunal Supremo viene a tumbar la política de quienes decidieron que el Tajo desembocara en Murcia sin pasar por Aranjuez, Toledo y Talavera. O pasando como un gusano arrastrando su cuerpo embarrado, flacucho y dolorido. Mucho se ha hablado de los caudales ecológicos, los mínimos para que haya vida, y peces, y aves. Para que no sean el lodo, la maleza y las islas de arena los únicos habitantes de lo que fuera un río alegre y caudaloso. Ahora tendrá que haberlos sí o sí, y vamos a estar atentos para que nadie nos vuelva a robar el derecho a ver correr las aguas.

A la vida.

 

Dejar respuesta