La costa de los mosquitos

0

Desde siempre, las cigüeñas han sido portadoras de noticias. Buenas, a menudo, y no tan buenas en otras ocasiones. Todos hemos oído decir eso de “¿Qué traes en el pico, cigüeña?”. Pues bien, como no son precisamente estas majestuosas aves blancas las que faltan en Talavera, en esta sección preguntaremos cada mes a las cigüeñas qué ha pasado en la ciudad, qué se cuece, qué es noticia. Y cruzaremos los dedos para que nos traigan buenas nuevas.


Cualquiera que lea el título se piensa que voy a pasar el verano en una paradisíaca playa tropical, y hasta con un jovencísimo Harrison Ford mostrando sus encantos en bañador, como en la película del mismo nombre que vi hace lo menos tres décadas.

Pero qué va. Hablo de Talavera, de la Talavera de nuestros dolores, convertida por obra y gracia de una ridícula playa y una temible plaga de “quiromónidos” (según el concejal de Sanidad), en la mismísima Costa de los Mosquitos.

mosquito quironomidoY a los que “veraneáis” por estos lares no hace falta que os diga lo molestísimos que son, por mucho que nos digan que no pican (cosa de la que no estoy tan segura), y que no son peligrosos porque no transmiten enfermedades. Lo mismo digo. Una nube de bichos que procede de un charco infecto (léase río Tajo), no puede traer nada bueno.

El caso es que los hosteleros están hasta el moño de estas nubes invasoras que dejan negros los platos de ensaladilla y se empeñan en beberse la coca cola y las cervezas de los clientes que, claro está, huyen despavoridos llevándose con ellos los euritos que no se pueden gastar en las terrazas.

Menudo panorama, y el verano no ha hecho más que empezar. La solución, según los expertos, es que corriera el agua del río, pero amarrado como lo tienen en Murcia, pocas esperanzas nos dejan de que la Costa de los Mosquitos cambie su nombre por otro más amable. Especialmente si tenemos en cuenta que acaban de aprobar un trasvase salvaje y que las islas de porquería siguen creciendo en el pobre Tajo. Vamos, como para tumbarse al sol en el esperpento de playa que nos han colocado.

La Playa de los Arenales abre al público como zona de paseo (Foto: www.chtajo.es)
La Playa de los Arenales abre al público como zona de paseo (Foto: www.chtajo.es)

Pues eso, que a ver cómo me las apaño para resistir los tres meses largos de calor que tenemos por delante. Ni siquiera me vale la opción de no abandonar el nido, que hay que alimentarse y una es ser social y necesita airearse. Ah, y se me olvidaba que van a instalar cámaras de seguridad en mi querido Prado, y s acabó la privacidad. A ver cómo echo yo una canita al aire sin que se entere mi santo o sin que ningún amigo de mis polluelos les venga con el cuento de he visto a tu madre en la tele.

Destrozos en el estanque de los patos de los jardines del Prado
Destrozos en el estanque de los patos de los jardines del Prado

En fin, lo llevaremos como podamos, o como nos dejen. Junio ha pasado como un suspiro, entre elecciones, fiestas de colegio y algún que otro revuelo en el Ayuntamiento, según me informan mis queridas hermanas de la Plaza del Pan. Lo bueno es que ha echado a andar el Plan de Empleo, y se ven muchas cuadrillas de trabajadores en la calle, algo desorganizadas, eso sí, pero esperemos que den una vuelta a esta maltratada Talavera, y que desaparezcan baches, pasos de cebra ruinosos, aceras destrozadas y parques y jardines ansiosos de unas tijeras de podar y unos columpios nuevos o, en su caso, repintados.

Aún no tenemos claro qué se va a hacer con la zona de la Plaza del Reloj y la Corredera, que hubo división de opiniones en la asamblea que convocó el señor alcalde para sondear si se peatonalizaba o no, y tampoco sabemos nada del pobre Mercado de Abastos, cerrado hace más de tres años, entregado a un particular y vuelto a manos municipales… para continuar cerrado.

Felicidades a los Amigos del Museo, por la magnífica exposición sobre el alfar de Los Galanes en particular y, en general, por su empeño en preservar nuestras tradiciones. Ya estamos ansiosas por contemplar la nueva muestra que se anuncia para después del verano.

Amigos del museoY poco más amigos, que desde la última vez que me asomé a este espacio pocas cosas han sucedido que no hayan tenido que ver con las elecciones nacionales, y ya sabéis que una es de pueblo y no entiende de alta política. Vaya, que de esas cosas no hablo, y que bastante tengo con hablar de Talavera.

Feliz verano…aunque sea en la Costa de los Mosquitos.

 

la huérfanaMEDIO PAN Y UN LIBRO

Medio pan y un libro. Es lo primero que me ha venido a la cabeza ante la “sequía cultural” que se nos avecina. Bueno, que ya está aquí. Me ha venido a la cabeza el discurso de Lorca en la inauguración de la biblioteca de Fuentevaqueros, a comienzos de los años treinta: “Si tuviera hambre y estuviera desvalido, no pediría un pan, pediría medio pan y un libro. Bien está que todos los hombres coman, pero que todos los hombres sepan”. Y quien dice libro, dice teatro, conciertos, espectáculos de cualquier tipo, cine o actividades al aire libre. Cualquier cosa que se pueda llamar “programación cultural” y que brilla por su ausencia en esta triste ciudad nuestra.

Son muchos los que no pueden salir de vacaciones y agradecerían tener una oferta cultural que alivie las tórridas noches de verano y dé comida y bebida al espíritu. Pero es clamar en el desierto. Más allá de las cuatro fiestas de barrio, nada de nada. Y aún tendremos que dar las gracias porque se mantiene el Festival de Jazz, que los chicos/as del Club Elvis no desfallecen. Pero aún es julio. Ya llegará agosto y nos moriremos de hambre y sed de Cultura.

Dejar respuesta