Este sí que sí: ¡El años de las Cigüeñas!

0

2017
Este sí que sí: ¡El años de las Cigüeñas!


Desde siempre, las cigüeñas han sido portadoras de noticias. Buenas, a menudo, y no tan buenas en otras ocasiones. Todos hemos oído decir eso de “¿Qué traes en el pico, cigüeña?”. Pues bien, como no son precisamente estas majestuosas aves blancas las que faltan en Talavera, en esta sección preguntaremos cada mes a las cigüeñas qué ha pasado en la ciudad, qué se cuece, qué es noticia. Y cruzaremos los dedos para que nos traigan buenas nuevas.

Me vais a decir que todos los años digo lo mismo. Que este sí, que va a ser el mejor año de nuestras vidas. Vale que la esperanza es lo último que se pierde, pero es que ya toca. Digo yo. Cierto que el mundo está muy mal repartido, pero alguna vez se tiene que equivocar alguien al echar las cuentas, y volcar la balanza hacia este lado.

Ha pasado 2016 sin pena ni gloria o, por hablar con propiedad, con más pena que otra cosa. Todo en stand by, que parece que vivimos en un eterno día de la marmota, siempre hablando de lo mismo, con los mismos temas, se pongan en un decálogo, en un catálogo o se pregonen por las calles. Siguen las insoportables cifras de paro, la pérdida de población, que ya es sangrante y amenaza con quitarnos el triste título (para lo que nos sirve…), de segunda Ciudad de Castilla-La Mancha; siguen los rifirrafes entre pos los políticos de uno u otro color, que no se bajan de sus burras particulares para asumir que el único tono que les debe importar es el azul Talavera.

Oficina de empleo de Talavera
Oficina de empleo de Talavera

Y seguimos nosotros. Vuestro nido, como el mío, sin barrer. Vamos, que los problemas de la gente siguen ahí mientras los padres de la ciudad se tiran los trastos.
Diciembre nos ha puesto una florecilla, como se dice por aquí. Más gente en las calles, en los comercios, en los bares… ya veremos luego como salen las cuentas, pero las Navidades es lo que tienen, que invitan a tirar la casa por la ventana, aunque luego nos cueste 11 meses recoger los trastos que tan alegremente hemos utilizado.

Pero es lo que toca, y está muy bien que algo se mueva y que brille. Hablando de brillos, la iluminación de la ciudad no es que haya contribuido mucho a fomentar el espíritu navideño, que ha sido más bien pobre y triste. Lo demás, como siempre, con la novedad del mercado hebreo en la Corredera, y del traslado de muchas actividades a esa zona, con el corte de tráfico que a unos gusta y a otros no. A mí, mientras no restrinjan el espacio aéreo.

mercado
Mercado Navideño ubicado en la Plaza de la Trinidad.

También el Tajo tiene una florecilla, que seguro que ya se ha marchitado, porque las lluvias, que lo han alegrado un tanto, no sirven para calmar la voracidad de Levante, ni las del Gobierno Central, que sigue aprobando trasvases como si aquí no pasara nada. Mes bronco en la Plaza del Pan, con todos los munícipes a la greña. Y es que tocaba hablar de Ordenanzas y de Presupuestos, y ya se sabe. Son los documentos más importantes de la casa Grande, y cada cual tiene su propia fórmula.

En el Prado de mis amores, seguimos sin rehabilitación, sin vigilancia y sin nada de nada, que después de mucho hablar todo se quedó en agua de borrajas. Hasta el próximo acto vandálico. Eso sí, la playita tiene su consignación en los Presupuestos, que alguien debe entender que es elemento estratégico para la vida de esta ciudad.

Destrozos en el estanque de los patos de los jardines del Prado
Destrozos en el estanque de los patos de los jardines del Prado

Vamos a ser Ciudad Europea del Deporte. En eso andamos, y parece que hay consenso entre todos para tirar del carro. No sé muy bien que beneficios puede traer, pero todo lo que venga, bienvenido sea. Ah, y nuestro Casco Antiguo espera como agua de mayo la declaración de Conjunto Histórico, que también es bueno. Toca la cuesta de enero, cada vez más disimulada, que todos los meses tienen su propia pendiente y compiten con la del primer mes del año por llevarse el título de la más empinada. Que os sea leve, queridos, nos vemos en febrero para empezar otro ascenso. Feliz 2017. Este sí que sí.

Por Mª Ángeles Santos

 

Dejar respuesta