Buenos vecinos: Javier Salinas

0

Javier Salinas - Complejo ESTORIL - Talavera

Talaverano por nacimiento y por convicción, porque quiere porque le gusta Talavera a pesar de todo y es aquí donde quiere vivir, Javier Salinas es responsable de comunicación del Complejo Estoril desde hace casi una década. Una responsabilidad que abarca la publicidad, la promoción, la programación, el diseño de la imagen corporativa, seguimiento de redes sociales y, sobre todo, estar siempre inventando la forma de hacer más agradable el paso por cualquiera de los lugares de un complejo que está a punto de cumplir sus bodas de plata y que ha sido pionero en casi todo desde su nacimiento. Asegura que ha aprendido casi todo de la familia León, de los dos Ceferinos, uno, casi como su padre y el otro, su amigo del alma desde la infancia. Se enfrenta a los nuevos tiempos con buena cara, que es la que hay que poner cuando son malos.

MS. ¿Cuál es exactamente tu papel en el Complejo Estoril?.

Es un espacio muy amplio y, por tanto, de difícil definición. Un director de comunicación se ocupa de las relaciones públicas, la imagen, la “venta” de cara al exterior, que puede ser desde diseñar los salvamanteles a la cartelería, el seguimiento de las redes sociales, las relaciones con los medios, la publicidad, el diseño de campañas… Todo lo que hace que sea atractivo, que quien nos visite se sienta cómodo, hable bien de nosotros, y vuelva, por supuesto.

MS. Llevas casi una década desarrollando este trabajo ¿Ya está todo inventado?

Qué va. Cada temporada es diferente, y cada día también. Este complejo es un reto constante, porque hay establecimientos distintos con públicos diferentes, y cada cual con sus gustos y particularidades. No es igual el que viene a jugar a los bolos que quien pretende pasar una noche de viernes diferente o cenar tranquilo a la salida del cine. Son edades y necesidades diversas, y hay que dar gusto a todos.

MS. ¿Cómo llegaste a este trabajo?

Fue un momento de mi vida en el que por necesidades laborales tenía que viajar mucho, casi siempre estaba fuera. Quería quedarme en Talavera, conocía, como todos, este complejo que era y es referencia en la ciudad, y surgió la oportunidad.

MS. ¿Qué has aprendido del mundo de la  hostelería?

Imagínate, trabajando con Ceferino padre y con Cefe, su hijo. Los mejores maestros. Piensa que el año que viene se van a cumplir 25 años desde que iniciaron esta aventura. Han sido pioneros en todo, han ido cambiando según los tiempos, incorporando todas las innovaciones, siempre a la última, con la mente abierta, sorteando los tiempos buenos, regulares o menos buenos, un auténtico referente en la hostelería.

salinas2

MS. ¿Qué destacarías del Complejo Estoril?

Muchas cosas pero sobre todo, su apuesta por la innovación, el estar reinventándose siempre y el trabajar con tres premisas, el servicio, la calidad y los precios competitivos.

MS. Hablando de innovaciones, sois responsables de arrancar muchas carcajadas los fines de semana…

La sala El Paso lleva ya 13 temporadas con sus viernes de Comedia. Y siempre con éxito. Ahora, en los últimos tres o cuatro años, están muy de moda los monólogos, el amenizar las veladas con humoristas más o menos conocidos. Pero en aquel momento era una apuesta arriesgada, al fin y al cabo era un señor hablando solo durante una hora, y no era lo habitual.

MS. Por aquí ha pasado hasta el ahora famosísimo Dani Rovira…

Sí, ha sido un lujo que volviera cuando está tan solicitado, en plena cresta de la ola. Pero también vino cuando no lo conocía nadie.

MS. Pero no sólo de monólogos vive el Complejo.

Buscamos cualquier espectáculo que atraiga al público, que le haga pasar un rato agradable mientras cena. Hemos traído también música, y la magia también funciona muy bien.

MS. Son malos tiempos para todos y la hostelería no se queda al margen.

Es verdad. Pero aquí seguimos. Hay mucha gente que se ha quedado por el camino, hay que seguir trabajando, inventarse promociones, buscar nuevos caminos y enfrentarse al momento con positivismo, creyéndose de verdad que hay motivos para el optimismo. Que vamos a cumplir 25 años y hay que ilusionarse con eso. Estamos trabajando en una nueva tarjeta de clientes y en instaurar el servicio de pago mediante los móviles, que se pondrá en marcha muy pronto. Y buscando nuevos artistas, preparando la programación…

MS. Has repetido en varias ocasiones que te encanta Talavera, que es aquí donde quieres vivir.¿Hay futuro en Talavera?

Creo que es una ciudad con muchas posibilidades, que es un buen sitio donde vivir, que tenemos muchas cosas. Claro, que si nos comparan con Toledo en cuanto a patrimonio… Pero es que nos comparan con una de las ciudades más bonitas del mundo. Pero hay otros atractivos y creo que hay futuro, aunque nos haya tocado vivir una época tan dura como la actual.

MS. Aparte de en cualquiera de los lugares del Complejo Estoril, ¿dónde te encontraríamos si te perdieras?

En las murallas. Me gusta todo el casco antiguo, pero especialmente las murallas, Creo que es un lujo tenerlas y es una zona preciosa para pasear.

 

[colored_box color=”blue”]

CON NOMBRE DE BOLERO

Javier Salinas se emociona cuando habla de la música. De la que aprendió en casa con su padre, Hilario Salinas, de tan grato recuerdo en nuestra Banda Municipal, y con su hermano. Con la que se divirtió en la tuna de su juventud y con su Cuarto Bolero, el grupo que forma con Cheni y Jesús y con el que ya ha grabado dos discos y compartido muchas horas de escenario. El grupo sigue funcionando después de 17 años “porque no funcionamos por dinero. Tocamos cuándo y cómo queremos”, asegura. Y lo hacen siempre ante un público fiel, que los conoce y los valora y que siempre sale satisfecho. El bolero le gusta especialmente y por eso le brillan los ojos cuando habla del momentazo de traer a Los Panchos, “que son para mí como el Bruce Springsteen para otros”. Y como no puede dejar de lado su trabajo y su pasión, asegura que si tuviera que poner nombre de bolero a su paso por Complejo Estoril  sería el “contigo Aprendí”, de Armando Manzanero”. Y al público le cantaría ese de “Acércate más, y más, pero mucho más…”, que inmortalizara Sara Montiel.

[/colored_box]

Dejar respuesta