Entrevista a Álvaro Gutiérrez

0

img_6478

“Nuestra forma de gobernar se basa en el compromiso social, y la atención a las necesitades reales de los ciudadanos”.

Con 46 años preside el “Ayuntamiento de ayuntamientos”, la Diputación Provincial de Toledo, y es alcalde de Escalona por tercera legislatura consecutiva. En cada una de las citas electorales, y aunque pintaran bastos en el partido del que es secretario general en la provincia, Álvaro Gutiérrez ha aumentado el número de votos. Licenciado en Derecho, su carrera en política comienza en 1995, con sólo 25 años, donde ocupa la primera tenencia de Alcaldía hasta el año 2007.  

También ha sido  delegado  provincial de Industria y Trabajo de la Junta de Comunidades y director general de Promoción Empresarial de la Junta. Trabajador incansable, Álvaro Gutiérrez nos cuenta que este verano atípico ha podido juntar siete días para pasarlo en familia, con su mujer y sus dos hijos. Asegura que hay buen ambiente en la Diputación, y que ahora, los pilares en que se asienta la institución provincial . son el compromiso social, la atención a las necesidades reales de los ciudadanos, la cercanía, el diálogo, el consenso, el apoyo a los municipios y la transparencia en la gestión. Todo muy alejado de barcos, ganaderías o pisos de lujo.


 

Lleva poco más de un año como presidente de la Diputación, aunque es una institución que conoce perfectamente desde mucho antes. Para empezar, y con las opiniones encontradas que hay sobre este tema, defiéndame la importancia de las diputaciones y la necesidad de conservarlas.
Las diputaciones han jugado y juegan un papel fundamental para los municipios, especialmente los más pequeños, y son un apoyo básico para los ayuntamientos en la prestación de servicios a los ciudadanos y ciudadanas. Además, han sido esenciales para garantizar el desarrollo rural y el equilibrio territorial en nuestro país.
Debatir sobre la conveniencia de adaptar a los tiempos actuales las administraciones provinciales me parece adecuado e incluso necesario, pero la supresión de las diputaciones sería un error de graves consecuencias.
Quien más defiende la eliminación de las diputaciones es quien más desconoce cómo funcionan y como es la vida municipal en un municipio pequeño. En los pueblos de la provincia de Toledo saben muy bien que la Diputación está detrás de muchos de los servicios, infraestructuras e inversiones de sus localidades.

¿Serían algo así como un Ayuntamiento de Ayuntamientos, como el hermano mayor de los pequeños municipios?
Acertada descripción. La Diputación es el Ayuntamiento de Ayuntamientos y esa cercanía que los ciudadanos perciben en su administración local, la primera a la que acuden cuando tienen un problema o necesitan ayuda, es la que también encuentran los ayuntamientos de la provincia de Toledo en la Diputación.
Es donde acuden los alcaldes y alcaldesas para encontrar el apoyo, asesoramiento y financiación que les podemos prestar para atender a sus vecinos y vecinas y para llevar a cabo sus proyectos.

De los 204 municipios con que cuenta la provincia de Toledo,  180 tienen menos de 5.000 habitantes y un centenar de localidades menos de 1.000 habitantes. ¿Todos podrían tener acceso a los mismos servicios sin el apoyo de la diputación?
Los pequeños y medianos municipios tendrían muy difícil acceder a muchos de los servicios que necesitan si no existieran las diputaciones, que hoy por hoy, son administraciones fundamentales para garantizar la prestación de servicios a estas localidades. Es más, para garantizar la cohesión territorial y la igualdad de oportunidades entre los habitantes de una misma provincia.
Un ejemplo de ese apoyo es el Programa de Gestión Integral de Ayuntamientos (GÍA) que la Diputación de Toledo facilita de forma gratuita a los ayuntamientos toledanos para su gestión administrativa y atención al ciudadano. Se trata de un programa informático que permite a los pequeños y medianos ayuntamientos agilizar, simplificar y mejorar la eficiencia administrativa.

¿Cómo ha sido este primer año? Siempre se dice que pesan más los buenos momentos, que los malos… ¿Cuáles han sido el mejor y el peor?
Muy intenso, de mucha dedicación, en el que todos los que formamos el equipo de Gobierno que presido hemos trabajado sin descanso para demostrar que otra forma de gobernar es posible y que somos un gobierno con alma que ha puesto a las personas en el centro de sus políticas.
Ha sido un año en el que hemos cambiado radicalmente la forma de dirigir la Diputación de Toledo con unas señas de identidad muy claras en nuestra forma de gobernar basadas en el compromiso social, la atención a las necesidades reales de los ciudadanos y ciudadanas, la cercanía, el diálogo, el consenso, el apoyo a los municipios y la transparencia.
Hemos erradicado el sectarismo, el oscurantismo, el derroche y los caprichos del anterior gobierno del PP.
Un momento especialmente significativo en este primer año, fue la primera visita que hice como presidente de la Diputación, al día siguiente de tomar posesión, que quise fuera al centro de día de enfermos de Alzheimer para confirmar personalmente a los profesionales, usuarios y sus familiares que íbamos a mantenerlo abierto y que abriríamos de forma inmediata los ingresos que llevaban dos años cerrados. La alegría y agradecimiento que recibí me hacen recordarlo como un momento de gran emoción y sentir un gran orgullo de la decisión que tomamos de mantener y potenciar este servicio especializado.
Un momento muy duro para mí como presidente de la Diputación fue cuando recibí la noticia de que el hijo de la presidenta de Asociación de familias de niños con cáncer había muerto por la enfermedad. Con Afanion hemos trabajado de forma muy cercana y estamos apoyando la gran labor que realizan con los niños y niñas y sus familias y esa trágica noticia la sentí profundamente.

Preside una Diputación  que, en lo político, conforman (junto a sus 12 diputados del PSOE), 13 del Partido Popular, 1 de Ciudadanos y 1 de Ganemos-IU ¿Cómo es el día a día en este  ‘escenario’ de pluralismo político?
Este primer año de Gobierno del PSOE en la Diputación está siendo un ejemplo de diálogo, consenso y acuerdos y la demostración de que la voluntad política y el interés prioritario de atender a los ciudadanos pueden poner de acuerdo a grupos de distinta ideología.
Ha sido un año muy intenso en iniciativas, en actividades, en actuaciones, pero también muy intenso en diálogo, acuerdo, consenso y de toma en consideración de manera conjunta de prácticamente todas las decisiones que hemos tomado en la Diputación de Toledo.
Y quiero agradecer al diputado de Ciudadanos, Antonio López, y al diputado de IU Ganemos, Jorge Vega, su participación activa y fructífera en ese consenso y acuerdo en las medidas que hemos adoptado.

Ya desde su discurso de investidura habló de diálogo, acuerdo y las políticas sociales como ejes fundamentales. Y habló también de trabajar con sensibilidad y con alma, ¿Es lo que le faltó al Gobierno anterior?, ¿Lo que le falta a la política en general?
Más que a la política en general en la política que practica el Partido Popular. Desde luego, el ejemplo más claro es de Arturo García-Tizón y su equipo de Gobierno en los cuatro años que estuvieron dirigiendo la Diputación de Toledo.
Sin duda, una gestión desalmada, alejada de los intereses de los ciudadanos y que dio la espalda a los que más lo necesitaban como los parados, los niños a los que Cospedal quitó las becas de comedor o a las familias de niños enfermos de cáncer.
Los peores cuatro años de la Institución, el peor presidente que ha tenido la Institución.

Anunció igualmente que iba a poner al ciudadano en el centro de las políticas de la Diputación; el ciudadano y  sus necesidades reales, como el empleo, o los temas sociales y educativos, ¿Ha faltado este interés por la gente de a pie en los últimos años?
Sin duda, el Gobierno del PP dirigido por Arturo García-Tizón convirtió la Diputación de Toledo en su cortijo particular y estuvieron cuatro años ocupados y preocupados en despedir trabajadores, comprar de barcos, ganaderías de reses bravas, pisos de lujo… Han causado un gran descrédito y un grave perjuicio económico a la Institución.
Nuestro compromiso era recuperar el prestigio de la política y dar un cambio radical a las prioridades del gobierno provincial. Lo hemos hecho así, centrándonos en las verdaderas preocupaciones y necesidades de los ciudadanos y los municipios, que es hacia donde se tienen que dirigir su esfuerzos los responsables de una institución como la Diputación que hoy más que nunca, necesita ser conocida y reconocida por la sociedad.

Ha criticado desde el primer momento que no es normal que una Diputación como la de Toledo gaste dinero en traer lobos a una finca, en crear una ganadería de vacas, en calesas, en pisos de lujo o en un barco. Han tenido que afrontar numerosos gastos derivados de la política de personal e incluso de estos temas que citamos anteriormente ¿Le salen las cuentas ahora? ¿Cuáles son las prioridades, de cara al Presupuesto para el año que está a la vuelta de la esquina?
Con una tasa de paro que llegó a superar 30% en la provincia de Toledo destinar dinero público a lobos, calesas, barcos y reses bravas, como hizo Tizón, es una obscenidad.
Y ahora lo que estamos haciendo es que salgan las cuentas, arreglar los múltiples desaguisados que dejó el PP y que el dinero de todos los toledanos se dedique a sus  auténticas necesidades.
Es una cuestión de voluntad y de principios para marcar las prioridades, que en los presupuestos del próximo año van a seguir tiendo un marcado contenido social y de apoyo a los municipios.

La Diputación ha apostado por el empleo, a través de bolsas de trabajo, de talleres y de apoyar el Plan Extraordinario de la Junta, ¿Seguirá siendo objetivo número 1 la lucha contra el paro?
Efectivamente. El empleo va a seguir protagonizando nuestra acción de gobierno, porque el paro, lamentablemente, continua siendo uno de los graves problemas que sufren los ciudadanos y ciudadanas de la provincia de Toledo.
Este año hemos destinado 9 millones de euros a planes de empleo en los pueblos toledanos en colaboración del Gobierno de Castilla-La Mancha y para el desarrollo del tan necesario y esperado Plan extraordinario y urgente para el empleo puesto en marcha por el presidente regional Emiliano García-Page.
Y vamos a destinar otros 9 millones de euros a ese plan en 2017, tal y como nos comprometimos en el convenio que firmamos para su desarrollo.
Además, ya hemos puesto en marcha 12 de las 21 bolsas de trabajo de la Diputación de Toledo que supondrán 800 contratos y que estarán en funcionamiento antes de que concluya 2016.
E importantísimos son los 25 talleres que estamos promoviendo en la provincia de Toledo que han supuesto la creación de 322 puestos de trabajo. Ya estamos trabajando en la puesta en marcha de los próximos talleres de empleo porque es una iniciativa que vamos a seguir impulsando

Es alcalde de Escalona por tercera legislatura. En la primera legislatura tuvo más del 60 por 100 de apoyo, en la segunda un 72 y en esta última algo más del 80. Es obvio que en su pueblo lo quieren ¿Aprecia el mismo sentimiento en sus recorridos por la provincia?
Estoy muy agradecido a los vecinos y vecinas de Escalona por ese apoyo tan mayoritario que me han dado y la gran confianza que demuestran y el cariño que, efectivamente, me trasladan personalmente, que es lo más importante.
En este año que llevo dirigiendo la Diputación lo que he percibido especialmente en los pueblos de la provincia de Toledo es la ilusión que ha generado el cambio de Gobierno, el agradecimiento de alcaldes y ciudadanos por las medidas que estamos adoptando y que se haya producido ese cambio radical en la forma de gobernar la institución.

Toca hablar de Talavera, que conoce a la perfección por cercanía y por el contacto constante en sus diversas responsabilidades. Hágame un diagnóstico de la situación de la ciudad, y explique a los talaveranos en qué colabora y qué puede hacer la Diputación para ayudarnos a salir del pozo.
Talavera de la Reina vive una coyuntura económica y social complicada fruto de crisis sectoriales y de una terrible crisis general que no solo ha supuesto para la ciudad una pérdida progresiva de su dinamismo y efervescente actividad económica sino también una pérdida de su autoestima y confianza en el presente y, especialmente, en el futuro.
Comparto con los talaveranos su preocupación por esta situación y el convencimiento de que para salir adelante, para recuperar una actividad económica y empresarial que genere el empleo es imprescindible la colaboración de todos los implicados, los de dentro y los de fuera, porque Talavera de la Reina es importante no solo para los ciudadanos y ciudadanas que viven aquí sino para una comarca puntera y estratégica para la provincia de Toledo y para Castilla-La Mancha.
No creo que sea el momento de buscar culpables sino el de trabajar unidos en la búsqueda de soluciones y este sentimiento percibo que se está imponiendo en los últimos meses con iniciativas esperanzadoras y comprometidas como las planteadas por el Gobierno de Castilla-La Mancha y los agentes empresariales que ha tenido una inmediato apoyo de todas las instituciones.
La Diputación de Toledo está en ese camino y los talaveranos y talaveranas saben que el Gobierno que presido está apoyando e implicándose en cualquier actuación o proyecto al que podamos aportar nuestro granito de arena.
Como muestra ello es nuestra lucha contra el paro, que es el problema más grave que vive la ciudad. Hemos destinado este año 9 millones de euros al Plan extraordinario y urgente de empleo que ha puesto en marcha la Junta de Comunidades y que ha dado un trabajo a 700 talaveranos. Y el próximo año vamos a aportar otros 9 millones de euros a esta iniciativa por el empleo tan importante y que ciudadanos han estado esperando como agua de mayo.
Y, por supuestos, el apoyo de la Diputación de Toledo a proyectos importantes para la ciudad como el Campeonato Mundial de Motocross, el Programa Cultural Talavera o la oficina comarcal de turismo.
Y también la colaboración que estamos prestando a asociaciones talaveranas como la Asociación Talaverana de Esclerosis Múltiple con quien hemos recuperado el apoyo que le prestaba la Diputación y lo hemos reforzado. Con la Asociación de Vecinos “San Jerónimo” para la promoción del mercado de artesanía y antigüedades, con la Asociación Talavera Pueblo Romaní a la que se ha facilitado material informático.
La Diputación de Toledo está y estará al lado de Talavera de la Reina en sus grandes proyectos y en el día a día de sus asociaciones.

 

 

Comentarios de Facebook

Dejar respuesta