Objetivos del 2017

0

Objetivos del 2017


En primer lugar felices navidades atrasadas, feliz año nuevo y ¡feliz de todo! Espero que las Navidades os hayan sentado muy bien, hayáis disfrutado de la familia y que Papá Noel y los Reyes os hayan traído algo muy importante: felicidad.

Volviendo al presente, un nuevo año comienza y hay que prepararse para nuevos retos, metas y objetivos. Sin embargo, para llevar un poco la contraria, en el artículo de hoy no vamos a hablar de 2018, sino del año que dejamos atrás: 2017.

¿Qué has conseguido? ¿Qué objetivos has alcanzado? ¿Qué metas has logrado? ¿Qué has hecho nuevo? ¿Qué miedo has superado? Podría seguir, aunque solo hay una pregunta a la que contestar: ¿qué has conseguido en el 2017?

Tal vez un cambio de trabajo a mejor, te has casado o conseguido pareja, ser padre o madre, un ascenso, un coche nuevo, mudarte, independizarte de tus padres, empezar la carrera, terminarla… Las opciones son muy variadas y, aunque todo esto está muy bien, hay otras opciones diferentes: conseguir ser más paciente, llevarme mejor con mi familia, mejorar en mi forma de trabajar, de gestionar el tiempo, ahora soy más cariñoso, soy más sincera con mis seres queridos, me comunico más, hice realidad uno de mis sueños… De estas últimas o parecidas, ¿qué has conseguido? Porque no son los grandes cambios los que más peso tienen en nosotros, todo lo contrario: son las pequeñas cosas, los pequeños detalles, los que tienen más repercusión.

De manera que antes de comenzar este nuevo año que comienza, piensa un segundo en el que has dejado atrás. ¿Qué has conseguido? Y la respuesta “nada” ¡no vale! Ya que ¡todos! ¡Absolutamente todos! En mayor o menor medida, hemos conseguido algo o hemos mejorado en algo. Aunque sea pequeño, aunque parezca algo insignificante, ¡no lo es! ¡Todo cambio a mejor merece ser reconocido y valorado! Porque tal vez puedas pensar que, lo único que has conseguido, es hacer bien una receta de cocina que siempre te salía mal. ¡Eso es un cambio a mejor! ¡Es algo que has conseguido! Es perseverar en conseguir aquello que quieres. Otra persona tal vez no valore como algo positivo leer, pero si los libros que ha leído son sobre pedagogía por ejemplo o sobre la paternidad/maternidad, ¡eso es querer ser mejor para sus hijos! No es solo “leer”, es querer aprender y mejorar, es saber darse cuenta de que aún le falta por aprender y querer ponerle solución.

De manera que, por muy grande o pequeño que haya sido el cambio, te vuelvo a preguntar: ¿qué has conseguido en el 2017?

Y, tras leer todo esto, la siguiente pregunta que te hago es: ¿qué quieres conseguir en 2018? ¿Qué mejoría vas a dar? ¿Qué cambio quieres lograr? ¿Qué meta alcanzar? Tal vez se trate de ser más paciente con tus hijos, retomar el contacto con un amigo, mejorar en tu trabajo, lograr un sueño o tal vez no quemar el pollo cuando lo haces al horno. ¡Da igual lo que sea! ¡Lo importante es que sea tuyo! ¡Que para ti sea importante!

Espero que os haya sido de ayuda y, recordad, siempre hay casos y casos.

Por Mario Sánchez. Psicólogo

Comentarios de Facebook

Dejar respuesta