Talavera sin talaveranos

0

TALAVERA SIN TALAVERANOS


Desde siempre, la Ciudad de la Cerámica se ha destacado por ser la segunda en población de toda Castilla la Mancha, sólo por detrás de Albacete. De hecho, siempre que a un foráneo se le explicaba este detalle, su sorpresa era evidente, pues el pensamiento generalizado en el resto de España era que Toledo era la más grande, y Talavera sería una pequeña ciudad a la cola de la región.
De un tiempo a esta parte, las cosas han cambiado, y los talaveranos ya no podemos decir con orgullo eso de “somos la segunda ciudad más grande de Castilla la Mancha”.
En los últimos días, éste ha sido un asunto que ha provocado el enfrentamiento entre los partidos representantes en el Ayuntamiento. Cifras contrastadas, erróneas por un lado según el otro lado. Ganemos, además, acusa al gobierno de maquillar las cifras del paro con esta pérdida de población. “Menos población equivale a menor ingresos de los tributos del Estado” apuntan desde el grupo municipal.
En Cover, hemos investigado las cifras oficiales del INE (Instituto Nacional de Estadística) para sacar nuestras propias conclusiones. Es cierto, Talavera ha pasado de la segunda posición a la cuarta.
Por dar algunos datos, en los últimos 10 años, el mayor número de habitantes se registró en el 2010 con 88.856. El año 2017, el INE ofrece una cifra de 83.303, lo que supone una pérdida total de más de 5.500 habitantes. Haciendo una comparativa con Toledo, ésta contaba con 82.489 habitantes en 2010 y en 2017 con 83.741.
Actualmente, el ranking lo encabeza Albacete con 172.816, seguido de Toledo, Guadalajara (84.145) y por fin Talavera.
Si nos preguntamos las razones principales por las que los talaveranos marchan, la primera respuesta es la falta de empleo. Pero, ¿hay algo más? ¿les gustaría volver?
Ana Herrera es directora de investigación de la Asociación Española de la Economía Digital. Dejó Talavera hace 20 años para ir a estudiar a la Universidad en Madrid, y desde entonces sólo ha vuelto de vacaciones o los fines de semana. “Me fui porque la carrera que quería hacer no podía hacerla ni aquí, ni en Castilla la Mancha. Veo impensable encontrar un trabajo en Talavera relacionado con la tecnología, que es lo mío”. Cuando le preguntamos si se imagina volviendo, Herrera supone que la única posibilidad sería teletrabajando, lo que le permitiría pasar temporadas en la ciudad. Además de todo, afirma que “después de tantos años, también estoy acostumbrada a una vida de actividad que Talavera no me ofrece, conciertos, restaurantes, etc”.
No parece que ésta sea una tendencia exclusiva de nuestra ciudad, sino que afecta a toda la provincia de Toledo. Según una nota de prensa de CCOO “otras localidades toledanas tradicionalmente industriales como Illescas Quintanar, Sonseca o Villacañas, vienen sufriendo una despoblación constante en estos últimos años”.
Así las cosas, sólo podemos esperar que la recuperación económica vaya asentándose en la zona, y quizás, algunos de los que se marcharon, vuelvan a casa.

Por Susana Hormigos.

 

Comentarios de Facebook

Dejar respuesta