En el punto de mira de diciembre

0

EN EL PUNTO DE MIRA


NUEVO 11N, MISMAS PETICIONES

El 11 de noviembre de 2017 cerca de 40.000 talaveranos se echaron a la calle para reivindicar ante las diferentes administraciones más inversiones y mejores infraestructuras para la ciudad y para su comarca. Un año después, las calles de Talavera volvieron a llenarse con miles de personas que volvieron a pedir lo mismo.

En esta última convocatoria la afluencia de manifestantes no fue tan numerosa como en la primera, ya que desde la organización cifraron en unas 32.000 las personas que tomaron parte de la marcha de protesta, mientras que fuentes policiales indicaron que fueron en torno a 10.000 los manifestantes.

“Las mejoras en el tren convencional centraron la manifestación de este año”

Fuera como fuese, lo cierto es que otra vez miles de talaveranos tomaron las calles de manera pacífica para recordar al Ayuntamiento, a la Diputación de Toledo, a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y al Gobierno central que Talavera existe, que los talaveranos quieren tener un futuro en su ciudad y que no están dispuestos a dejarse llevar por el marasmo y por las promesas que no terminan concretándose.

Una vez más, las reivindicaciones giraron en torno a las mejoras de las infraestructuras ferroviarias, ya que, con la llegada del AVE aún lejos, lo que quieren los talaveranos es un tren digno que les conecte con Madrid en poco más de una hora. Para ello el Ejecutivo español ha de plasmar partidas específicas en los Presupuestos Generales del Estado, algo que en la manifestación del último 11N quedó patente en los gritos de protesta y en algunas pancartas.

Otra de las cuestiones que se sacaron a la palestra en la última manifestación fue el río Tajo, un río que desde hace años viene sufriendo los negativos efectos del trasvase hacia el Segura y que, si se cuida como se merece, puede ser un recurso de primer nivel en lo que a desarrollo económico se refiere.

Sobre este punto, la Mesa por la Recuperación de Talavera y Comarca, organizadora de la manifestación, se mostró muy satisfecha por haber congregado en la ciudad a colectivos de Toledo y de Aranjuez que también pelean por la conservación del Tajo. Del mismo modo, lograron reunir a una asociación extremeña que pelea igualmente por una línea de tren convencional adecuada entre Madrid y la vecina Extremadura.

Durante la marcha, los que portaban los megáfonos no se cansaron de repetir que el próximo año puede ser clave para las esperanzas talaveranas, debido a que en 2019 habrá seguro elecciones municipales y regionales y, por lo tanto, las reivindicaciones pueden ir tomando forma.

Por el momento, poco o muy poco de lo expuesto por la Mesa se ha hecho realidad, y lo que se ha concretado son cuestiones de menor calado que, aunque ayudan a mejorar la calidad de vida de los talaveranos, no son suficientes para que la ciudad salga del letargo económico y social en el que lleva anclada desde hace casi una década. En la Mesa saben que Talavera ha dejado escapar el tren del desarrollo, pero seguirán en la brecha para recuperar lo que se ha perdido por el camino.

Comentarios de Facebook

Dejar respuesta