La empresa talaverana, Non sit Peccatum, recibe insultos y amenazas por su “Belén”

2

20151202_133012

Pintadas, Insultos, amenazas, concentraciones dentro del propio negocio incluso rezo de plegarias están siendo utilizadas como campaña de acoso a un pequeño negocio Talaverano.

Non Sit Peccatum, para-farmacia erótica y de salud sexual está siendo sometida a una campaña de acoso por personas que se identifican como “Hijos de la Virgen María”, los cuales dificultan la actividad de este pequeño negocio talaverano.

Non Sit Peccatum es una pequeña tienda que comercializa artículos de herbolario y de boutique erótica. Hace dos años, de mano del escultor Ernesto Yañez, sacaron a la luz “El Lancero de Talavera”, un dildo fabricado con cerámica talaverana, que resultó ser todo un éxito.

La pasada Navidad, expusieron como pieza central de su escaparate otra obra del mismo autor, un Belén pintado sobre piezas realizadas con el mismo molde que el famoso Lancero. Ésto, tampoco pasó desapercibido, y fue publicado en diversos medios de comunicación tanto comarcales como nacionales, debido a la peculiaridad de dicha pieza. Fueron muchos los talaveranos que se acercaron al escaparate para verlo y tomar fotos.

Este año, pasada la novedad, la pieza ha sido expuesta en una esquina del escaparate, junto con los artículos de para-farmacia que comercializan, pero en este caso, parece que ha resultado muy hiriente para ciertos grupos católicos, que desde el pasado jueves 16, han comenzado una campaña de acoso contra el negocio.

Según nos cuenta Héctor Valdivielso, gerente de Non Sit Peccatum, “el pasado día 15, sobre las cinco de la tarde, se personó un individuo de unos 50 años de edad, identificándose como Hijo de María y solicitando la retirada del belén del escaparate. Tras la solicitud, permaneció en la tienda por unos veinte minutos realizando oraciones en voz alta, creando una gran sorpresa a los clientes que entraron durante ese rato a la tienda. No quise dar mayor importancia, al tratarse de un caso aislado.

El día 17, se presentó en la tienda un matrimonio que admitieron venir por que habían recibido un whatssap con una foto que estaba circulando entre sus conocidos y quería exigir la retirada inmediata del escaparate. Se les contestó que se trata de una escultura de un autor reconocido, y que por el momento no se iba a retirar, ante lo cual, él comenzó a insultarme, y le invité a salir del negocio. Él respondió diciendo, si no lo quitáis vosotros lo quito yo, intentando empujarme, y finalmente tuve que llamar a la policía nacional.

Tras ello, han sido varios los que han venido con el fin de mostrar su indignación (ninguno de ellos clientes del negocio), hasta el día de ayer, que se presentó un grupo de unas 12 mujeres y dos hombres de muy avanzada edad, identificándose a sí mismos como una pequeña representación de diferentes grupos y cofradías, permanecieron durante al menos media hora en la tienda para hacernos saber que si no se procede a la retirada inmediata, se tomarían medidas contra el negocio. Hoy, miércoles 23, uno de los rótulos de la tienda aparecía tachado por pintura en spray.

Este tipo de actos perjudican gravemente el funcionamiento del pequeño negocio, por lo que hemos decidido someter la permanencia o no de dicho Belén a decisión de nuestros clientes, dado que quienes se quejan no son ni han sido clientes, y no nos gustaría ceder al chantaje, preferimos dejar la decisión de su retirada o no a nuestros clientes”.

Así nos lo cuenta Héctor Valdivielso,  quien recalca que dicho Belén ni se ha creado ni se ha expuesto con intención de ofender a nadie, simplemente tiene el fin de crear una ambientación navideña acorde con su negocio. Por ello, han colgado una encuesta en sus redes sociales, donde desde el día de hoy hasta el puente de la Inmaculada, se puede votar si se desea que el belén permanezca en el escaparate o sea retirado.

Ustedes deciden.

2 Comentarios

  1. Los enajenados de siempre hablando de respeto imponiendo sus formas… Muy coherentes estos fundamentalistas religiosos… Cuanto analfabeto suelto en este país…

Dejar respuesta