A Sueldo Completo

0

Ha echado a andar el gobierno de Jaime Ramos como alcalde. Aunque es un gobierno ya viejo, con más de tres años a las espaldas que hacen presagiar pocos cambios y en todo caso, poco buenos, no era previsible, al menos yo no lo intuía, que el Sr. Ramos metiera la pata tan pronto. Pero así ha sido.
La desfachatez de salir diciendo que no va a cobrar del ayuntamiento para ahorrar dinero al municipio, euros5b55dy no aclarar que tal vez lo haga porque si juntamos su sueldo como vicepresidente de la Diputación, sus emolumentos por asistencias a plenos y a comisiones del ayuntamiento de Talavera, sus indemnizaciones por presidir el Consorcio Medioambiental y algún ingresillo más que tal vez se nos escape, es en su conjunto muchísimo más de lo que ganaría como alcalde de Talavera. Pero claro, esto además le supone al nuevo alcalde un dilema complicado de resolver. Si es cierto que se va a dedicar al 100% a la alcaldía como ha venido diciendo desde que fue designado, es obvio que no podrá atender sus otros cargos, que encima son por los que cobra. O sea, que . En todo caso es un fraude manifiesto y una absoluta metedura de pata salir ufano y sacando pecho con la trola de que no va a cobrar.
Así que de momento Ramos lejos de decepcionar, se muestra ya desde el principio como es y ha sido siempre y eso hace que alberguemos pocas esperanzas de que vaya a hacer algo positivo por nuestra ciudad.
Y siguiendo con su inveterado proceder ha comunicado los cambios en el equipo de gobierno. Entiendo que con los mimbres que tiene es complicado hacer malabares, pero llama la atención que a la nueva concejal, lucía Pérez, la endose el muerto del desarrollo del área metropolitana. Ese mismo al que el Sr. Ramos lleva más de tres años dando vueltas y dando excusa tras excusa para no decir que es un marrón, que no sabe ni por donde cogerlo y que se la ha ido de la boca y de la mano. Pues de un plumazo se lo ha quitado de encima y se lo ha cargado a la nueva. Muy propio de quien siempre ha gustado más de las sombras y las callejuelas que de dar la cara. A ver como compagina el concejal de la transparencia su misión con un alcalde tan obscuro…

Dejar respuesta