Lais chupa por dos ases

0

LAIS CHUPA POR DOS ASES


Frases como esta o inscripciones debajo de un falo en bajorrelieve que afrirmaban: “cuando me da la gana, me siento en él”. Estas frases que parecen sacadas de cualquier calle o aseo de bar de nuestros días en realidad tienen más de dos mil años de antigüedad. Esto que se llama hoy “graffitear” en realidad es ,como dicen en mi pueblo, “mas antiguo que el jaleo”.

Y donde más testimonios de ello hemos encontrado ha sido en la antigua civilización romana, y más en concreto en la ciudad de Pompeya, ciudad que quedó sepultada por la erupción del Vesubio un 24 de agosto del año 29 d.C. Seguramente aquellos romanos ,como nosotros hacemos hoy en día, también discutieron si esas pintadas y expresiones correspondían a manifestaciones y expresiones artísticas o , más bien, eran un acto de gamberrismo. Lo que sí es cierto es que el pueblo romano (lo que hoy algunos llaman “gente”) no dudaban en mancillar paredes y muros ajenos para expresar sus vicios, cuitas, amores, odios y pasiones.

He aquí alguna de las mas de diez mil que se han encontrado:
“Cosmo, hijo de Equicia, gran invertido y mamón, es un pierniabierto”
“Isidoro puteolano, esclavo nacido en casa, cunnilinguamente”
“¡El que lo lee está circuncidado!”

Si es que como me decía mi abuelo Santiago: “hijo, todo está inventado. La vida es así desde antes de los romanos”. ¡Y qué razón tenía el hombre!

 

Dejar respuesta