¡ESPAÑA HUELE A AJO!

0

No sé si recordáis aquella polémica frase pronunciada, dicen, por Victoria Beckham, (aunque ella lo niega siempre que tiene ocasión) “España huele a ajo”. Si de lo que hablamos es de la gastronomía española desde luego que sí, que huele a ajo y ¡a Dios gracias!

El ajo, nuestro querido ajo, forma parte de la dieta mediterránea desde hace 7.000 años. Está presente en un alto porcentaje de los platos tradicionales españoles y es un imprescindible en la alta cocina. Eso por no hablar del gran número de minerales y vitaminas que posee y de sus propiedades curativas. Se ha utilizado a lo largo de la historia como antibiótico y antiinflamatorio y es un aliado contra el colesterol, la tensión alta, el reúma y un largo etcétera de males. De ahí que diga el refranero español que “A quien ajo come y vino bebe ni la víbora le puede”

En Cuenca lo saben y están muy orgullosos del foto ajoajo morado que cultivan (Indicación Geográfica Protegida). Por segundo año consecutivo se ha convocado el Concurso de Recetas con Ajo Morado de Las Pedroñeras que se ha fallado este martes y en el que el toledano José Manuel Gallego Redondo, natural de Camuñas, se ha alzado con el primer premio por su “Armonía manchega”, un homenaje a los productos de Castilla la Mancha en forma de buñuelo.

 

Pues sí, que viva el ajo y todo lo que nos da. No hay campana sin badajo ni sopa buena sin ajo”.
Qué sería de nosotros sin el gazpacho andaluz, el atascaburras, el escabeche, el salmorejo, el allioli, la sopa de ajo oel conejo al ajillo del que os dejo hoy una receta rica rica.

Y el que se pique…

 

Ingredientes:

Conejo 1,5 Kgfoto ajo 2
Vino blanco 700 ml
Tomillo c/ suficiente.
Brandy 150 ml
Pimienta blanca c/ suficiente
Aceite c/ suficiente
Sal c/ suficiente
Ajo picado 8 uds
Ajo entero 8 uds

 

Elaboración

1. Doramos los ajos enteros en un chorrito de aceite, antes de que cojan mucho color, incorporamos el conejo salpimentado y lo marcamos (sofreímos).
2. Cuando este bien marcado el conejo añadimos los ajos picados y en cuanto cojan un poquito de color añadimos el tomillo y el brandy y dejamos que evapore el alcohol.
3. Añadimos también el vino blanco y dejamos reducir tapado y a fuego lento, durante 50 – 60  minutos, hasta que haya reducido casi por completo pero que quede algo de salsita. ¡Y a disfrutar! Hummm…

Tienes más recetas en www.cocinaconcarlos.es

Para cualquier duda no dudes en consultar con nosotros cascoviejobk@gmail.com

Dejar respuesta